Como Montar Un Biotopo Amazónico

Tema en 'Tutoriales sobre bricolaje del acuario' comenzado por Yowi, 25 de Mayo de 2011.

  1. Yowi ESCALAR

    Mensajes:
    5.191
    Puntos de trofeos:
    13.840
    Localización:
    Madrid
    Karma:
    +44
    [​IMG]

    Hola.
    Hoy voy a explicaros, basándome en mi experiencia al respecto, como realizar el montaje de un acuario biotopo Amazónico y, sobre todo, como hacerlo con los medios de que disponemos a nuestro alrededor consiguiendo un resultado aceptable.

    Para ello, lo primero que tenemos que entender muy bien es, que es un biotopo amazónico y sus condicionantes.
    Aclarar que se usa mucho el término “biotipo” para denominarlo (de hecho yo tengo la enorme manía de llamarlo así, lo que es erróneo), pero estrictamente esta denominación no es correcta, ya que es un término que se refiere a la morfología típica de una especie y no a su entorno.

    Los biotopos, son territorios o espacios vitales cuyas condiciones ambientales son las adecuadas para que en ellos se desarrolle una determinada comunidad de seres vivos.

    Esto, al fin y al cabo, no es otra cosa que el entorno natural donde se desarrollan, adaptan y conviven determinadas especies, evolucionándo para adaptarse constantemente a su entorno.
    En si mismo, explicar como montar un biotopo genéricamente sería demasiado extenso, ya que existen demasiados entornos naturales diferentes, medio de vida de infinitas especies y con condicionantes y necesidades totalmente distintas entre ellos, lo que resultaría imposible.

    Este artículo pretende “exclusivamente” centrarse en un estándar más o menos genérico de hábitat sumergido de la inmensa cuenca amazónica, que, por la enormidad y extensión de su territorio, cuenta con variaciones muy ostensibles según las distintas áreas.

    Sin embargo, como veremos, muchas de ellas tienen ciertos denominadores comunes que nos permiten, a grandes rasgos, generalizar un “biotopo clásico” amazónico más o menos definido.

    Como introducción, sería interesante centrarse en entender más o menos el entorno natural que queremos imitar en nuestra casa…

    La cuenca amazónica, el mayor pulmón natural del planeta, tanto por extensión como por biodiversidad, se creo hace miles de años por el movimiento de las placas tectónicas del Nazca, Caribe y Sudamericana. Placas que conformaron la cordillera de los Andes, y que se extienden verticalmente dividiendo el continente sudamericano en dos áreas, una en el pacífico muy estrecha y alargada y otra en el atlántico muy extensa y plana.

    Esta segunda extensión, una inmensa llanura al este de los Andes, es lo que hoy en día es el enorme vergel amazónico.
    Una cuenca de miles de ríos y afluentes que, en un terreno muy llano y extenso, acaban por desembocar en el Atlántico.
    Durante miles de años, las precipitaciones ecuatoriales, que descargan en toda la zona de centro América y norte de Sudamérica, así como las concentraciones de nubes en la cordillera de los Andes, fueron descargando lluvias desde las montañas hacia el este, arrastrando gran cantidad de sedimentos volcánicos, limos y arcillas.
    La propia composición de la llanura amazónica, de rocas sedimentarias a base de conglomerados, areniscas y arcillolitas, favoreció que se fuera conformando un sustrato bastante impermeable, rico en nutrientes, pero pobre en carbonatos.
    Juntando la inexistencia de grandes pendientes, con unos terrenos poco absorbentes y unas altas precipitaciones estacionales, se genera un entorno muy concreto y singular.
    Un terreno que, con la llegada de las lluvias se convierte en extensos territorios inundados por el agua. Zonas inmensas donde el agua coloniza el terreno, y “sumerge” los arboles en un entorno acuático de entre centímetros y metros de profundidad.

    [​IMG]
    Curso típico de rio amazónico

    Un entorno de vegetación exuberante, cuyos desechos van a parar a un agua casi sin movimiento, incluso estancada y protegida por grandes árboles de la evaporación del sol.

    [​IMG]
    Zona semi inundada típica del hábitat amazónico.

    Todo esto genera una inmensa biodiversidad, de especies de plantas, peces, invertebrados y todo tipo de seres que viven en el límite entre lo seco y lo inundado.

    Estas condiciones climáticas tan concretas durante gran parte del año, generan unas consecuencias, tanto a nivel químico, como espacial y ambiental muy concretas e interrelacionadas, que son primordiales para poder reproducir este entorno en nuestros “hábitats acotados”…

    Zonas sumergidas de uno o dos metros máximo de profundidad, con gran cantidad de troncos, ramas y raíces muertas, hojas secas conformando fondos llenos de materia vegetal en descomposición y aguas muy limpias y ácidas son el denominador común de este hábitat tan especial y tan bello.

    [​IMG]
    Cauce de afluente del rio Trombetas, de aguas cristalinas

    Para no convertir el artículo en un texto infumable de teoría geológica, biológica y química, mejor iré separando punto a punto los elementos que conforman un biotipo y los parámetros a reproducir, basándome en cómo se producen estos en la naturaleza, lo que facilitará su entendimiento.

    Para ello, este sería el índice de elementos a tener en cuenta para reproducir un biotopo con cierta coherencia.

    - Dimensiones mínimas
    - El Sustrato
    - El fondo
    - Ramas, raíces y troncos
    - Hojas y otros sedimentos
    - Plantas flotantes y especies endémicas.
    - Parámetros del agua.
    - Filtración.
    - Los cambios de agua
    - Iluminación
    - Especies compatibles
    - Alimentación

    Añadir, antes de pasar punto a punto, que muchos de ellos están claramente interrelacionados, y muchos incluso se suman entre ellos para un resultado común en algunos aspectos.


    DIMENSIONES MÍNIMAS.

    Evidentemente, un biotopo necesita, cuando hablamos de acotarlo en nuestras casas, de al menos un mínimo espacio vital, tanto para las especies de plantas como de peces que vayamos a mantener.
    Dar unas medidas mínimas para cada especie sería imposible, pero este apartado simplemente tiene como misión que se sea consciente que los requerimientos de cada especie implican condicionantes de espacio muy claros.
    La cuenca amazónica cuenta con especies de entre las más pequeñas y más grandes del mundo, y cada una de ellas requiere su espacio, no solo por lo que un solo individuo implica y necesita, sino por la cantidad mínima aconsejable de cada especie.
    No olvidemos que en la naturaleza, generalmente, las especies suelen basar su supervivencia en mantenerse en grupos sociales establecidos, y esto es algo que no podemos obviar en nuestro pequeño entorno artificial.
    La mayor parte de las especies amazónicas que se pueden mantener en acuarios y por tanto se consideran ornamentales, son de cardumen, y por tanto requieren de una cantidad mínima para que este cardumen se formalice y resulte eficaz para la adaptación de cada uno de sus individuos a un entorno, que nunca debemos olvidar, está lejos de emular la realidad de su hábitat natural.
    En el caso de los peces, es primordial mantener su nivel de estrés dentro de unos límites razonables, para así conseguir que su adaptación le permita llevar una vida similar a la que mantiene en su hábitat natural, y en esto los “compañeros de cama” son fundamentales, sobre todo de la propia especie.
    Aparte del mantenimiento de cardúmenes, hay que valorar la territorialidad de ejemplares dominantes según especie, periodos y procedimientos de cría, comportamientos durante la alimentación, y otros muchos factores que delimitan el espacio mínimo necesario para esas especies concretas.


    EL SUSTRATO.

    Como anticipaba en la introducción, el suelo de las llanuras amazónicas es un suelo bastante impermeable y eminentemente inerte desde un punto de vista químico.
    Son suelos con una composición muy baja de carbonatos, suelos muy erosionados por el trascurso de los siglos, y en los que se ha ido depositando gran cantidad de arenas en los fondos en determinadas zonas.

    [​IMG]
    Playas blancas de Alter Do Chao, Santarém.

    [​IMG]
    Playa de arenas blancas en el cauce de un rio amazónico.

    Otras son terrenos más rojizos, llenos de hojas muertas y materia vegetal en descomposición, que le dan un carácter muy particular.

    Para nuestros biotopos, lo más aconsejable es la arena de sílice, que aun no siendo la composición exacta de estos fondos amazónicos, si cumple muy bien con esta función, tanto por permitir una granulometría muy fina, como por su precio, más o menos económico, y ser un sustrato claro, lo que, para gran parte de las especies a mantener, significará sacarles su mayor partido a nivel de colorido y vistosidad.

    [​IMG]
    Arena de sílice blanca, granulometría fina.

    Por supuesto, su principal interés radica en que el sílice es totalmente inerte, y no libera ningún tipo de químicos en medio acuático, con lo que resulta altamente estable y seguro para nuestro fondo de urna.
    Además, tampoco olvidemos, que las muchas especies que en estas zonas habitan, se centran en sistemas de camuflaje, basados en el mimetismo con el entorno, por medio de células cromatóforas ubicadas en los epitelios mas exteriores de sus escamas, y que modifican según se vean en peligro, o según quieran “desaparecer” en el paisaje.
    Por ello, es aconsejable buscar gravas de tonos lo más claros posibles, y evitar tonos negros, grises y marrones oscuros, que inevitablemente inducirán a gran cantidad de especies a tornarse oscuras y muy poco vistosas…

    Un claro ejemplo de lo que digo, con dos casos de sustrato con discos salvajes.

    [​IMG]
    Acuario con sustrato oscuro y el consecuente oscurecimiento de los peces.

    [​IMG]
    Acuario con sustrato claro y el modo en el que sacan sus mejores colores.

    Sobra decir, que es muy importante asegurarse de no utilizar material calcáreo para este tipo de biotopos, ya que el exceso de carbonatos, como ya veremos, es muy contrario a los parámetros adecuados.
    Para evitar riesgos, mi consejo es SIEMPRE realizar la prueba del salfumán con el sustrato, piedras y todo tipo de decoración que queramos utilizar.
    Por mucho que en la tienda donde lo compremos nos aseguren que no contiene carbonatos.
    Consiste en rociar una muestra del material (en seco) con ácido clorhídrico (salfumán sin perfumes fácilmente localizable en la sección de limpieza de cualquier ultramarinos), el cual, en contacto con material calcáreo burbujeará ostensiblemente.
    En caso de burbujear, deberemos descartar cualquier material que de positivo en esta prueba, ya que aumentará de forma inevitable la dureza del agua y será un serio inconveniente para los seres vivos procedentes de estos ecosistemas.

    Aparte de las razones ya explicadas, debemos optar por una granulometría fina para estos biotopos, básicamente por la compatibilidad con los procedimientos biológicos inherentes a muchas de las especies, que están adaptadas a estos sustratos y en muchos casos dependen de ellos, tanto para alimentarse como para reproducirse.
    Por poner algunos ejemplos, gran cantidad de corydoras requieren estos sustratos para evitar daños en sus barbillones, con los que rebuscan alimento por el fondo.

    [​IMG]
    Corydoras arcuatus rebuscando en el sustrato.

    Muchos cíclidos amazónicos, de las familias geophagus y microgeophagus (comedores de tierra), como su nombre indica, requieren de sustratos finos ya que filtran el alimento del mismo, y sin él se dificulta enormemente su adaptación y mantenimiento.

    [​IMG]
    Geophagus sp. Tapajos Orange head juveniles.

    Muchas especies de cíclidos por ejemplo, usan la arena como cama de protección para la puesta de sus huevos, incluso enterrándolos en ocasiones en el sustrato, y sin él con determinadas características, no pueden realizar su proceso vital de reproducción.

    Por otro lado, la simbiosis entre ciertas especies y los elementos que conformarán nuestro biotopo, reforzarán aún más la estabilidad y equilibrio de cada parte.
    Así, por ejemplo, estas especies son muy aconsejables para este sustrato, ya que tienden a removerlo, y por tanto oxigenarlo y limpiarlo de restos, con lo que se favorece un mantenimiento sostenible y se favorece una oxigenación que permite la existencia de una colonia bacteriana que a su vez mejora el control de compuestos nitrogenados en el agua.

    Como veis, no se trata solo de que la arena sea bonita y luzcan mejor los peces, sino que son base de vida y equilibrio en el ecosistema que creamos.

    Por completar y dar más opciones que no se circunscriban exclusivamente al uso de arena de sílice, comentar que existen gravillas volcánicas o de material sedimentario no calcáreo que pueden también servirnos, siempre que sean de una granulometría no superior a 2mm de Ø (Diámetro de grano)
    En caso de mantener especies menos dependientes del sustrato, se pueden usar gravas algo más gruesas de entre 2-4mm de Ø, pero no aconsejaría superar estos tamaños…

    Piedras no calcáreas también son una buena idea para ayudar a componer nuestro paisaje, y pueden dotarle de espacios de protección para especies más pequeñas y asustadizas, o incluso para conformar territorios para especies más agresivas y que basan su modo de vida en la defensa de zonas acotadas…


    EL FONDO.

    Aunque en cualquier rio o iguarapé amazónico es muy raro o imposible que existan límites verticales definidos, en nuestra urna biotopo esto es inevitable…

    [​IMG]
    Iguarapé amazónico.

    Al contrario que mucha gente piensa, el mimetismo de los peces se basa exclusivamente en imitar el fondo del rio y la superficie.
    De esta forma, normalmente la gran mayoría de los peces muestran en su zona anal tonos muy claros, imitando la intensa iluminación de la superficie del agua, producida por la luz del sol, y a su vez, suelen mostrar un lomo más oscuro, que se confunde con los tonos del sustrato.

    Al no existir planos verticales que limiten el hábitat, a excepción de zonas muy puntuales de rocas y troncos, generalmente los peces no basan sus mecanismos de camuflaje en este aspecto que si tendremos en nuestra urna.
    Lo que sí han desarrollado algunas especies, especialmente de cíclidos, es lo que conocemos por barras de estrés, que les permiten confundirse con fondos tridimensionales de ramas.

    [​IMG]
    Discos salvajes variedad haraldi.

    Todo esto, solo tiene como fin, explicar que la tonalidad que elijamos para la trasera de la urna no es estrictamente definitiva para un buen o mal resultado en cuanto a esas pautas de mimetismo.
    Podemos usar todo tipo de fondos, aunque, desde mi punto de vista creo que funcionan mejor los tonos más claros, ya que permiten dar más luz al tanque por reflexión…
    Ya veremos más adelante que la incidencia de la luz en este tipo de entornos es mucho mas tamizada y sutil que en acuarios plantados, donde es necesaria una proporción muy superior de lúmenes/litro…
    Los fondos oscuros, aunque sean muy factibles, tienden a oscurecer el aspecto general de la urna, lo que da una sensación mayor de penumbra, aunque, a su vez, permiten contrastar mejor los peces, pudiendo apreciar en ocasiones mejor los tonos más vivos de los mismos.
    Cada opción tiene sus ventajas e inconvenientes…

    Como también veremos más adelante, el uso de taninos disueltos en el agua será un factor muy importante a tener en cuenta, y hay que contar con que este detalle influirá bastante en la tonalidad definitiva que adquiera nuestro fondo de urna.
    Concretamente, y como veis en la fotografía que adjunto, los tonos azul claros, tamizados por el agua llena de taninos, que son de color té, confieren al fondo un tono verdoso, diferente al que podamos haber supuesto de principio.

    [​IMG]
    Efecto de cambio del color del fondo a causa de los taninos.

    En un acuario con aguas cristalinas será más factible que el tono de fondo que veamos se asemeje a lo realmente colocado, mientras que en un biotopo esto no será exclusivamente igual.

    [​IMG]
    Fondo verdoso provocado por la mezcla de un tono de pintura azul claro con los taninos disueltos.

    A mí personalmente estos tonos verdosos resultantes de la mezcla me parecen muy acertados, ya que contrastan con los troncos oscuros, y permiten entender mejor las piezas que componemos.

    Otras opciones, pasarían por uso de piedras naturales no calcáreas o fondos sintéticos con formas de raíces, etc, los cuales también nos darán mucho juego.

    También son bastante comunes los fondos a base de láminas exteriores al vidrio, con dibujos o composiciones impresas.
    Mi consejo es que en caso de usar algún tipo de fondo impreso, que sean manchas abstractas, y no paisajes o elementos fuera de escala, que le quitarán mucho realismo y elegancia al conjunto.
    A su vez, este tipo de dibujos abstractos, que imitan relieves de piedra o zonas con manchas nos servirán para disimular los inevitables churretes y acumulaciones en la pared trasera de la urna, que son aconsejables de no limpiar de forma periódica…
    No olvidemos que intentamos reproducir un paisaje natural, y tiene cierta lógica que dejemos actuar a las bacterias y microorganismos que se establecen en la urna, tanto en el sustrato como en las paredes.
    Lógicamente a excepción de la pared frontal, que es la que nos permitirá contemplar el paisaje, la cual si debería estar muy limpia y transparente.
    Esto último que comento, de primeras puede parecer poco higiénico, pero os aseguro que a medio/largo plazo es muy beneficioso para la estabilidad y confort de los habitantes y del micro-ecosistema que intentamos establecer…


    RAMAS, RAÍCES Y TRONCOS.

    Básicamente, los terrenos inundados amazónicos se encuentran repletos de raíces al descubierto de arboles, ramas caídas y troncos secos que se apilan en los fondos, conformado zonas intrincadas de madera muerta. Refugio ideal para gran cantidad de especies.

    [​IMG]
    Cauce de afluente del rio Trombetas.

    En los ríos estos manglares de madera se acumulan en las laderas, y en las zonas semi-inundadas y semi-aisladas, conocidas como iguarapés, aparecen gran cantidad de estas ramas.

    [​IMG]
    Ladera de afluente del rio Trombetas llena de troncos secos.

    Este es el hábitat más común y reconocible de la cuenca amazónica.
    Fondos con mucha madera y poca planta… o incluso ninguna planta sumergida…
    Por tanto, un biotopo de estas características, podríamos decir que tendría que tener obligatoriamente al menos una zona destinada a albergar madera, que servirá de cobijo y protección para muchas especies, así como alimento para otras, como es la gran mayoría de loricáridos amazónicos que se nutren de la celulosa de estas ramas muertas.

    Hay que tener en cuenta que todos y cada uno de los elementos que incorporamos al biotopo, cumplen una o incluso más funciones complementarias que conllevan conseguir un entorno muy concreto, al que estas especies que vamos a introducir se han adaptado a lo largo de la evolución y que son el fundamento de su supervivencia.

    [​IMG]
    Efecto tintado de las aguas amazónicas provocado por los taninos liberados por troncos y hojas.

    De hecho, la materia vegetal en descomposición, y especialmente la madera, es un material que en su proceso de putrefacción libera taninos en el agua, que tienen un efecto antifúngico y acidificador muy necesario para este tipo de hábitats.

    Como todo lo que incorporemos, deberá estar desinfectado previamente y, en caso de la madera, para evitar un exceso de polución provocado por partes excesivamente blandas de la misma, se habrá de curar previamente dentro de lo posible.

    Para ello os aconsejo leeros este artículo que hice sobre Conéctate a Portalpez, acuarios y mascotas para ver este enlace! donde encontrareis algunas claves que a mí me han resultado de gran utilidad.

    Una de las razones de este artículo, es precisamente aportar opciones paralelas que nos permitan imitar el ambiente amazónico, sin necesidad de usar las mismas especies de arboles.
    Por ello, os dejo una lista de algunas de las especies de árboles de mi entorno más o menos cercano, y que a mí me han resultado útiles y que son aconsejables para suplir las variedades autóctonas en la cuenca amazónica:

    - La vid (Vitis Spp.).
    Posiblemente la mejor opción en España para usar madera en nuestros acuarios, básicamente porque las parras de vid son tan comunes en cualquier comunidad autónoma, que podemos acceder a ellas con bastante facilidad.
    Una madera muy resistente, muy decorativa y con un tamaño muy interesante.
    En el artículo citado encontrareis el modo de curar este tipo de madera y todo el proceso.
    Siempre buscaremos ramas arrancadas previamente hace suficiente tiempo como para que estén totalmente secas.
    Aunque variedades de uva hay muchas y muy variadas, si recomiendo, en lo posible, buscar ramas de tonos lo mas anaranjados o rojizos/pardos posibles, ya que estas lucirán unos tonos mucho más espectaculares en los biotopos.

    [​IMG]
    Madera de vid, uva tinta, procedente de Toledo.

    Generalmente, sacan tonos más rojizos en su madera las variedades de uva tinta que las de uva blanca, aunque supongo que en esto habrán excepciones…
    De las vides que yo he utilizado, las que más tonalidad rojiza han sacado eran vides de uva garnacha (uva tinta), procedentes de Toledo, que sacan unos tonos muy buenos…
    He usado también vides procedentes de Cádiz, de uva Pedro Ximénez (uva blanca) y no eran tan vistosas de tono.

    Si bien las ramas finas de parra, adecuadamente secadas pueden servirnos para tupir la superficie o partes altas de la urna, es una madera que durará poco ya que no es excesivamente resistente a la humedad, aparte de ser bastante proclive a la proliferación de hongos precisamente por su poca dureza.

    - El fresno (Fraxinus Excelsior L).
    Es un árbol muy común en la geografía española, principalmente en laderas de ríos y arroyos, así como en dehesas inundables y zonas donde hay bastante humedad.

    [​IMG]
    Rama seca de fresno.

    Su madera no es excesivamente pesada ni densa, pero sin embargo es una madera que se muestra bastante apta para ser sumergida, y puede darnos bastante juego.
    Podemos usar tanto ramas gruesas como ramas más finas, como siempre, contando con que estén suficientemente secas antes de sumergirlas.
    Yo principalmente aconsejo las ramas finas de esta madera, ya que personalmente me han resultado muy útiles, fáciles de pretratar y muy duraderas.

    [​IMG]
    Rama de fresno remojada, antes de pelar.

    Prácticamente no necesitan curado, y tras pelar la capa superficial de corteza, que se ablanda fácilmente con 24h a remojo (echaremos salfumán en el agua para aprovechar para desinfectar), se puede incluir directamente al acuario sin curado previo.

    [​IMG]
    Rama fina de fresno ya pelada e introducida en el tanque.

    Las ramas más gruesas, requieren de más trabajo para eliminar la materia blanda y corteza, por lo que deberían seguir un proceso parecido a cualquier otra madera como se explica en el artículo anteriormente citado.

    - El aliso negro (Alnus Glutinosa L.).
    Posiblemente una de las mejores opciones para nuestro acuario, siempre que podamos localizar alguno, ya que son poco comunes, aunque en la península aun quedan algunas alisedas de gran tamaño, sobre todo por Galicia, e incluso zonas aisladas del centro de España.
    Cerca de Madrid hay varias alisedas muy interesantes en la sierra Norte, en la cuenca del Lozoya y cercanías. Ávila y Segovia son también localizaciones donde se pueden encontrar en zonas puntuales, por poner algún otro ejemplo.
    Su madera es especialmente adaptable a condiciones elevadas de humedad (no en vano requiere de zonas semi-inundadas o muy húmedas, o laderas de ríos para estar en óptimas condiciones) y tiene la particularidad de que su madera, bajo la corteza, se pone de un tono pardo-rojizo en contacto con el agua, lo que le confiere un tono espectacularmente bello para componer un biotopo amazónico, ya que gran cantidad de maderas autóctonas del Amazonas son de tonos rojizos y pardos muy vivos y espectaculares.
    Otra gran característica del aliso es su gran capacidad de liberar taninos, lo que para un biotopo es bastante interesante, aparte de que los conos reproductivos (amentos) femeninos de esta variedad son una fuente estupenda de taninos, y con pocos conos se puede conseguir un teñido del agua muy interesante.
    Los taninos que libera esta variedad son ampliamente usados como antifúngico natural, lo que es también muy interesante para evitar problemas en nuestro biotopo.

    - El roble (Quercus Robur)
    Otra gran opción, ya que en España contamos con gran cantidad de ellos diseminados por todo el territorio, de los cuales los más comunes son el Quercus Robur en la vertiente Atlántica y el Quercus Pyrenaica en la vertiente mediterránea. Aunque ambas se pueden encontrar incluso mezcladas en muchos puntos de nuestra geografía.

    [​IMG]
    Roble en otoño, con las hojas secas y listas para recoger.

    Es una madera muy dura y compacta, con lo que puede servir perfectamente para nuestro cometido.
    Además, al igual que el aliso, tiene un alto contenido en ácidos tánicos, lo que será de gran utilidad como antifúngico, y en general como antiséptico natural.

    - El mangle.
    Es un tipo de árbol (en realidad es un conglomerado de especies que crecen muy juntas) que se desarrolla sobre todo en la costa y en las desembocaduras de los ríos. Conforman lo que conocemos por manglares, que son masas vegetales en las laderas de ríos densamente pobladas, formando murallas infranqueables.
    Es una madera adaptada a medios acuáticos salinos normalmente y por tanto muy apta por resistir muy bien la humedad.
    Es difícil, por no decir imposible, conseguir encontrarlo en España, y todo lo que se ve en los acuarios proviene de su comercialización de países africanos principalmente y Sudamericanos.
    Es una madera más pálida que las anteriores, y suele mostrar muchas grietas en su superficie.

    [​IMG]
    Tronco de mangle curado.

    A nivel de taninos suele ser una madera bastante “lavada” por provenir de un entorno normalmente sumergido o de mucha humedad, con lo que no resulta un gran foco de estos compuestos en el agua.

    - El castaño común (Castanea Sativa)
    También una variedad muy común en toda la península, y muy interesante por la dureza, compacidad y resistencia a la humedad.
    Su madera resulta tener tonos pardos bastante anaranjados en condiciones de humedad, lo que le convierte en una madera muy apropiada también para nuestros biotopos.
    Al igual que el fresno, sus ramas finas resultan bastante interesantes para usar en la composición general de nuestros biotopos.
    No confundir el castaño común con el Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum L.) o también llamado “falso castaño”, ya que, su madera no resulta especialmente apta ni adecuada para altas condiciones de humedad…
    Su madera es ligera, suave, muy porosa y muy poco resistente, con lo que tiende a pudrirse con facilidad y es muy poco recomendable.

    - El olivo (Olea europea)
    Una madera poco conocida para este uso, y que, sin embargo, resulta bastante apta y recomendable.
    Es una madera bastante dura y compacta, y cuenta con una veta muy vistosa y con diferentes tonalidades, lo que le da un carácter en húmedo bastante atractivo.

    [​IMG] [​IMG]

    El tratamiento no dista mucho del resto de maderas, que deberá implicar un mínimo curado.
    Evidentemente el Sur de la Península es el lugar donde es más común y por tanto más accesible, aunque existen muchas variedades incluso ornamentales de olivo que también pueden darnos cierto juego.

    - La encina (Quercus Ilex)
    Otra gran opción, muy accesible por ser un árbol bastante extendido por toda España.
    Madera extremadamente dura e imputrescible, cuya corteza libera muchos taninos.
    Es una madera muy compacta, y quizás su único inconveniente sea que pocas ramas puedan sernos de utilidad, principalmente por ser largas y rectilíneas, con lo que en los reducidos tamaños de los acuarios es complicada de componer.
    No olvidemos que necesitamos poder usar ramas y raíces de maderas con una escala más bien controlada y reducida, y ciertos arboles son demasiado grandes para poder adaptarlos a estos espacios tan reducidos.
    Si bien la encina cuenta con una corteza más fina que el alcornoque, es aconsejable quitarla o al menos sanearla.
    Con la corteza, hirviéndola en agua se pueden preparar taninos muy concentrados, que podemos ir aditando al agua periódicamente con los cambios, que serán siempre necesarios.

    - La manzanita (Arctostaphylos)
    Se trata de un tipo de árbol que no se puede encontrar en Europa, pero es bastante común en Centroamérica y parte de Norteamérica, con lo que puede ser una gran opción para nuestros amigos del otro lado del Atlántico.
    México, Nuevo México, California, Columbia, etc son las áreas donde se desarrolla…
    En realidad, la manzanita es el nombre con el que se denomina a gran cantidad de variedades de Arctostaphylos, arbustos de talla media muy característicos del chaparral típico de la flora centroamericana.
    Es una madera que, tras secar suficientemente, adquiere unos tonos dorados muy bonitos, con vetas más oscuras, y unas ramificaciones con una escala muy apropiada para el acuario, dándole un toque muy natural y efectista.

    [​IMG]
    Rama de manzanita curada.

    Envejece muy bien y es bastante compacta y resistente a condiciones de mucha humedad.
    También libera taninos.

    - El mopani (Colophospermum mopane)
    Es una madera africana, y como tal solo podemos acceder a ella por medio de importaciones, y por tanto comprándola de importadores homologados.
    Es una madera muy resistente, compacta, dura e imputrescible, hasta el punto de que ni si quiera las termitas pueden masticarla.
    Por tanto es muy buena para el acuario, y su color marrón oscuro rojizo es bastante interesante.

    [​IMG]
    Tronco de mopani ya curado.

    Generalmente son trozos informes, y es buena para simular piezas que arrancan del sustrato, combinado con otras maderas mas ramificadas.
    Suele liberar muchos taninos durante los primeros meses sumergida, pero no es de las maderas que más taninos suelten en el agua ni durante más tiempo.
    Personalmente la textura que tiene no me convence demasiado para biotopos amazónicos, ya que es algo rugosa y puede ser fácilmente una base para el establecimiento de musgos acuáticos o algas de muchos tipos, sobre todo si la luz es intensa y no existen plantas para competir por los nutrientes.



    En realidad, las especies adaptadas a entornos húmedos, o las maderas muy duras y compactas son generalmente muy útiles, ya que requieren de mucho tiempo para descomponerse, y por tanto liberan taninos progresivamente sin contaminar rápidamente el agua, consiguiendo el efecto deseado.
    Las especies de madera ligera, blanda o muy leñosa es la más desaconsejada, ya que su pudrición rápida suele permitir que proliferen con facilidad xilófagos oportunistas y hongos de todo tipo que pueden ser un riesgo en ciertas condiciones…

    Por supuesto, incidir en que siempre que usemos una rama de cualquier tipo de árbol apto para nuestro biotopo, procuremos recolectar ramas rotas, secas y caídas por sí mismas, evitando mutilar sin razón un ejemplar vivo de cualquier especie para llenar nuestro biotopo.
    Se puede hacer sostenible el uso de estos materiales sin necesidad de perjudicar de algún modo nuestro entorno, algo que deberíamos tener siempre muy en cuenta.

    Como dato de interés respecto a la simbiosis entre especies y entorno, es aconsejable mantener alguna variedad al menos de loricárido en el biotopo, ya que son muy buenos para mantener los troncos limpios y cepillados, ya que se alimentan precisamente de la madera por el aporte en celulosa, muy necesario para su correcto aporte alimenticio.

    [​IMG]
    Sturisoma festivum (Farlowella royal).

    Utilizar moluscos como caracoles manzana u otras variedades, puede ser interesante para mantener los troncos limpios, pero, sin embargo, son especies que requieren de calcio para sus conchas, y las aguas muy blandas necesarias en este tipo de biotopo los hacen muy sensibles a este problema.
    Esto implicará, que si queremos mantener especies de concha o caparazón, adaptables a aguas ácidas, tendremos que aportarles el calcio suficiente por la via del alimento o por medio de baños periódicos aparte en una solución de carbonato cálcico durante unas horas.


    HOJAS Y OTROS SEDIMENTOS.

    Toda la cuenca amazónica se caracteriza por su profusa y densa vegetación, que la convierte, como ya dije, en el mayor pulmón del planeta.

    [​IMG]
    Selva amazónica

    Todos estos bosques inundados, de gran variedad de arboles de distintas especies, vuelcan sus hojas, frutos, ramas y restos al suelo, que en este caso es el fondo del agua.
    Por ello, y principalmente debido a la gran cantidad de materia vegetal en descomposición, gran parte de los ríos amazónicos son de aguas teñidas de colores similares al del té.
    La inmensa cantidad de ácidos fúlvicos, húmicos y tánicos liberados por toda esta materia en fase de putrefacción, se disuelve en el agua, un agua extremadamente blanda (carente de carbonatos), lo que, en muchas zonas provoca que el agua tenga un ph muy bajo, llegando incluso en zonas concretas a phs de 3,5.

    [​IMG]
    Iguarape.

    Estas hojas que caen de los árboles son la razón primordial de la alta acidificación en los ríos amazónicos, y por tanto, son un medio muy a tener en cuenta para reproducir las condiciones que allí se dan.

    Aparte del interesante beneficio químico que podemos conseguir agregando determinado tipo de hojas secas en nuestro biotopo, hay que contar con que esta acumulación de material en los fondos favorece la proliferación de gran cantidad de artrópodos, crustáceos y nematodos acuáticos, que se alimentan de estos restos vegetales, y sirven de aporte nutricional extra para gran cantidad de especies, acostumbradas a drenar los fondos…
    Tal es el caso de corydoras, determinados cíclidos, ciertos loricáridos, e incluso algunos tetras que se aprovechan de los movimientos puntuales de estos restos y que liberan en ocasiones todo tipo de organismos.

    En nuestra urna, esta proliferación animal en el sustrato, no será igual de profusa, ya que proporcionalmente el número de habitantes de nuestra urna siempre será demasiado para los ciclos vitales de estas especies y solo serán, en cierto modo, un aperitivo.
    Además, debemos contar con que, la cantidad de hojas que nosotros podemos aditar, no serán suficientes para tupir el fondo de la urna si no queremos desequilibrar el sistema acidificando en exceso el agua, y polucionando demasiado el fondo.
    Al fin y al cabo, aunque la cantidad de hojas liberadas en el Amazonas es muy alta, y llegan a cubrir grandes partes del fondo, hay que contar con que la columna de agua es muy superior a la que le damos en nuestra urna, y la renovación de agua es inmensamente superior, con lo que la acidificación está mucho más equilibrada y estable.
    Como evidentemente acceder a hojas secas de variedades de árboles autóctonas del Amazonas es prácticamente imposible, deberemos buscar especies cercanas que puedan suplir o al menos asemejarse en cierto modo a estas.
    De entre las variedades de hojas que yo he podido probar, os listo las siguientes:

    - Hojas de Roble (Quercus Robur):
    A mi parecer son las más efectivas en relación accesibilidad/resultado.
    El roble es un árbol bastante común en toda la Península, y por tanto es relativamente fácil recolectar hojas suficientes para toda la temporada en el otoño.
    Son arboles muy comunes en las cunetas de los caminos, las dehesas y las vías pecuarias, normalmente establecidas al abrigo de los muchos muros de piedra que bordean los senderos en muchos lugares de la Península.

    [​IMG]
    Hojas de roble secas y desinfectadas.

    Su nivel de acidificación y liberación de taninos es realmente óptima y segura.
    Sus hojas son de un tamaño medio/grande, relativamente gruesas y consiguen una duración más o menos interesante del orden de 1 semana.
    Depende de las especies que mantengamos, ya que algunos peces se las comen, pero se deshacen y liberan los taninos aproximadamente en ese plazo.
    El roble tiene una ventaja muy buena a la hora de recolectar sus hojas, y es que estas se secan y aguantan en las ramas durante bastantes días antes de caer por el efecto de los vientos del otoño, con lo que tenemos un margen suficiente para recolectarlas antes de que caigan al suelo.

    [​IMG]
    Recolección de hojas de roble.

    Las hojas de haya también pueden darnos el mismo resultado, e incluso las de encina, que aún siendo más pequeñas y retorcidas son bastante gruesas, lo cual es muy bueno porque suele implicar una buena liberación de taninos.

    - Hojas de Almendro Indio (Terminalia Catappa):
    Son las más conocidas y utilizadas por los aficionados, ya que liberan bastantes taninos y acidifican bastante el agua, aparte de las propiedades antifúngicas y desinfectantes de los taninos liberados.

    [​IMG]
    Hojas de catappa secas y desinfectadas.

    Acidificación fuerte, por lo que hay que andarse con cuidado si el tampón de carbonatos es bajo, ya que puede provocar una caída importante del ph en poco tiempo.

    - Hojas de granado (Punica granatum):
    Es una hoja muy fina y pequeña, que no aporta muchos taninos al agua. Sin embargo, por su color amarillento y por la facilidad de recolección que me supone, la uso de forma esporádica, ya que, combinada con otras hojas de otros tonos, permite tener un juego de tonalidades más rico en el fondo.

    [​IMG]
    Colecta de hojas de granado sin secar ni desinfectar.

    Aparte, es una hoja cuyos restos los comen bien los geophagus, con lo que es un aporte vegetal que puede ser interesante.

    - Hojas de Arce real (Acer platanoides L.):
    Es una hoja que se puede utilizar perfectamente, siempre que sean hojas limpias y libres de resinas o insectos.

    [​IMG] [​IMG]
    Hojas de arce secas y desinfectadas.

    El inconveniente más claro que le veo es que son hojas muy finas, que se rompen con facilidad cuando están secas y por tanto se deshacen demasiado fácilmente, aparte de que liberan pocos taninos en comparación con otras variedades.
    Para mi gusto, ensucian más que benefician.

    - Hojas de arbustos de jardín, tipo bonetero o similares.
    Muchas variedades de Euonymus, que son especies de hoja perenne, tienden a perder algunas hojas esporádicamente. Son hojas que se secan y la planta libera en otoño (aun no siendo variedades de hoja caduca) y que adquieren distintas tonalidades.
    Tienen la ventaja de ser hojas gruesas y resistentes en medio acuático, y adquieren tonalidades entre el rojo, naranja y amarillo, con lo que dan una gama de colores muy atractiva.

    [​IMG]
    Hojas secas recolectadas de bonetero.

    Con este tipo de arbustos, si habrá que tener cuidado con los rastreros, es decir los que se extienden a nivel del suelo, ya que algunas variedades, como ya diré son venenosas.


    Respecto a otro tipo de hojas que podamos usar, es recomendable IGNORAR siempre las hojas resinosas como las del ciprés, enebro, tuya o la arizónica, por ejemplo, así como las aromáticas, como el eucalipto, el romero o el laurel.
    O especies aromáticas de jardín como rododendros o rosales, que no serán adecuadas para nuestro uso tampoco.

    Como más o menos he explicado, el mejor momento para recolectar las hojas es en otoño, entre los meses de octubre y diciembre, dependiendo de las especies a recolectar.
    Lo ideal es intentar recolectar en el periodo en el que las hojas ya están secas, pero aún no se han desprendido de las ramas.
    Esto es importante porque cuando las hojas caen al suelo, con la humedad y la gran cantidad de hongos y microorganismos del suelo, rápidamente se pudren y llenan de humedad, lo cual nos puede hacer correr ciertos riesgos.

    Cada especie tiene su propio “sistema” para dejar caer las hojas (hablamos de especies de hoja caduca por norma general), ya que algunas generan uniones muy débiles de estas con las ramas, y pierden las hojas cuando aun parecen verdes, y otras, por el contrario, dejan secar las hojas con lo que estas caen más tarde, por el efecto del viento.

    [​IMG] [​IMG]
    Granado con las hojas secas y en el momento de su caída en otoño.

    En cualquier caso, y contando con que tarde o temprano estas hojas caerán por sí mismas, podemos recolectarlas fácilmente en ese momento.
    Para ello, para hojas de tamaño mediano/pequeño, bastará con cerrar el puño en la base de la rama (donde nace de la ramificación anterior), envolviendo la rama y deslizar la mano en la dirección hacia fuera de la rama, de forma que las hojas se irán acumulando en nuestra mano todas de una, y será más rápido recolectarlas.
    Con cerrar el puño lo suficiente para poder deslizar la mano sin apretar en exceso, las hojas, al contacto, cederán sin causar ningún daño al árbol.

    [​IMG]
    Hojas recogidas en una sola pasada.

    Una vez recolectadas las hojas que calculamos necesitar, procederemos a desinfectarlas.
    Para ello, el método más sencillo es meterlas en el microondas durante al menos 3 minutos, como si las calentásemos.

    [​IMG]
    Recolección de distintos tipos de hojas.

    Suelen liberar un olor intenso, y, realmente lo que estamos haciendo es acelerar su proceso de secado, evaporando el agua que tengan.
    Podréis comprobarlo fácilmente porque las hojas tienden a arquearse y adquirirán un tono más oscuro, parduzco, y menos intenso que las hojas aún tiernas.

    [​IMG]
    Contraste entre hojas en el cubo blanco desinfectadas y el resto por desinfectar.

    Las almacenaremos en lugar seco y fresco, preferiblemente en una caja cerrada (por ejemplo de zapatos) para evitar que entren hormigas u otros insectos y nos estropeen las reservas…

    Si las hojas son de cierto porte, como las de Catappa, es recomendable apilarlas estiradas y prensadas, pero si son hojas más pequeñas no es especialmente necesario.
    Para incorporarlas en el agua, debemos contar con que no contienen nada de agua, con lo que es totalmente normal que floten durante un tiempo, sobre todo las mas carnosas.
    Por ello, si podéis engancharlas en alguna rama o saliente sumergido, de forma que queden bajo el agua, reduciréis el tiempo que tardarán en caer al fondo de la urna.

    Como ya dije, hay que ser muy cuidadosos con la cantidad de hojas a incorporar, ya que debemos tener control sobre la modificación de los parámetros del agua, que pueden variar con cierta facilidad con algunos tipos de hojas que acidifican mucho, como el almendro indio.

    Las hojas, con el tiempo se desharán del todo, dejando una especie de pelusa negra de virutillas, que mas adelante en el mantenimiento explicaré como eliminar, o al menos mantener a raya. Hay que recordar que no se trata de limpiarlas con asiduidad, ya que las echamos con una función y por tanto debemos esperar a que cumplan dicha función.

    Existen otras muchas hojas que podrían sernos de utilidad, pero yo me he limitado a hablar de las que yo he probado, ya que con estas para mí ha sido suficiente.
    En cualquier caso, os invito a probar con otras variedades, siempre que lo hagáis con cierto cuidado, ya que existen algunas plantas cuyas hojas son venenosas, y podrían ser un riesgo para el medio acuático, como es el caso de la hoja de adelfa (Nerium Oleander L.) o el evónimo rastrero del Japón (Euonymus fortunei).
    Este último, por ejemplo, contiene alcaloides que pueden provocar problemas cardiacos y neurológicos, con lo que, mucho cuidado…
    Estas son las que yo conozco, pero posiblemente existan más en nuestro entorno de las que creemos.

    En cuanto a otro tipo de sedimentos para nuestro sustrato, las piñas de ciertos árboles pueden valernos también.
    Evitaremos las de cualquier especie resinosa, como pinos, abetos, etc.
    Principalmente, como ya dije antes, aconsejo los conos reproductivos femeninos del aliso, llamados amentos. Estos liberan muchos taninos y podemos echarlos directamente al fondo de la urna tranquilamente.

    Las turbas comerciales (en masa, no en grano), sin embargo, no las aconsejo en ningún caso de forma directa en el sustrato, y este sistema de acidificación, que explicaré en los parámetros, mejor usarlo en redecilla y en un lugar donde podamos sustituirla fácilmente.


    PLANTAS FLOTANTES Y ESPECIES ENDÉMICAS.

    Otro de los puntos fundamentales para un acuario biotopo con ciertas garantías es el uso de plantas flotantes.
    Esto, de primeras, puede parecer innecesario, o accesorio, pero, desde mi punto de vista, este es un factor FUNDAMENTAL, para aumentar las probabilidades de éxito con el ecosistema que vamos a crear.
    Las plantas flotantes tienen varios cometidos muy importantes:

    1.- Absorben gran cantidad de nitratos. Y al ser normalmente de las pocas variedades compatibles con un biotopo, resultan una gran ayuda para mantener, hasta cierto punto, controlados estos compuestos nitrogenados.

    2.- Producen una sombra que, por un lado tamiza la luz de la urna, generando zonas en penumbra y zonas más iluminadas y por otro lado sirve de visera para que muchas de las especies a mantener, que pueden ser hasta cierto punto tímidas o asustadizas, se sientan más seguras.

    [​IMG]
    Discos escondidos bajo hojas flotantes.

    No olvidemos que el factor de estrés es un tema fundamental para controlar la adaptación de las especies que elijamos a nuestro microhábitat, y este está muy ligado al instinto y la necesidad de sentirse seguros ante posibles depredadores.
    Las plantas flotantes son un buen escondite que permite tranquilidad a los peces, ya que uno de los factores de estrés más acusado proviene de lo que pueda llegar del exterior del agua.
    En su medio natural, pájaros y reptiles irrumpen desde fuera del agua, por lo que instintivamente los peces requieren de ponerse a salvo entre ramas y hojas, lo que dificulta su captura desde arriba.

    3.- Sirven de alimento para algunas variedades de peces (sus raíces principalmente), a la vez que sirven de cobijo para pulgas de agua y otros insectos que viven en estos límites entre el aire y el agua, así como helmintos y crustáceos de ciertos tipos. De esta forma sirven de sustento para una microfauna muy interesante para algunas especies.

    Dentro de las variedades más comunes que podemos conseguir, están:

    - Limnobium laevigatum.
    Desde mi punto de vista la mejor de las opciones.
    Es una planta muy prolífica, que no requiere de grandes requerimientos, ni de luz ni de nutrientes (aunque aconsejo al menos abonar periódicamente en el agua con sulfato potásico, lo cual lo agradecerá) y que se extiende muy bien.

    [​IMG]
    Limnobium laevigatum vista desde arriba.

    Sus hojas por el envés son acolchadas, rugosas y traslúcidas, con lo que dejan pasar la luz y no la anulan totalmente sino que la tamizan.

    [​IMG]
    Limnobium laevigatum vista desde el envés.

    Es muy decorativa, con un tamaño de hojas entre 1cm y 6cm de Ø, con lo que tiene una escala muy buena para nuestros acuarios.

    [​IMG]
    Limnobium laevigatum vista desde abajo.

    Sus raíces crecen hacia el fondo con cierta rapidez, y los pelillos que desarrollan retienen las partículas en suspensión.

    - Lemna minor (lenteja de agua)
    Es una opción interesante, aunque quizás pueda resultar cierto incordio si entra en nuestro acuario y queremos erradicarla, ya que al ser hojas muy pequeñas y que con solo tener unas pocas se reproducen con gran profusión, cuesta mucho hacerla desaparecer definitivamente.
    Sus hojas, de un máximo de medio centímetro de envergadura, tupen por acumulación, y aunque desarrollan una pequeña raíz, esta no se extiende más de medio centímetro de profundidad.

    [​IMG]
    Lenteja de agua cubriendo la superficie del agua.

    Está supeditada a las corrientes del agua de la superficie, y por tanto no podremos colocarla fácilmente en cualquier sitio.
    Limita mucho mas el paso de la luz de lo que lo hace la limnobium, con lo que es aconsejable ir retirando con cierta asiduidad la que sobre, ya que acabará en poco tiempo por tapar toda la superficie de la urna.

    [​IMG]
    Lenteja de agua vista desde debajo.

    - Pistia stratiotes (lechuga de agua)
    Se reproduce por estolones al igual que la limnobium laevigatum, pero sus raíces no son tan peludas como esta.
    Es muy prolífica y se adapta muy bien hasta a temperaturas de 30ºC, con lo que es muy adaptable en nuestros biotopos.

    - Salvinia natans.
    Esta variedad es similar a la lenteja de agua, solo que de más porte, ya que sus hojas ovaladas llegan a medir entre los 2 y 10cm de anchura.

    - Riccia fluitans.
    Es una opción interesante, ya que es fuente de gran cantidad de infusorios, aunque tiene el inconveniente de no soportar nada bien temperaturas altas, ya que su rango de adaptación esta entre 20-24ºC.
    Por tanto solo será apta para biotopos con especies que se adapten bien a un máximo de 24ºC, algo muy poco común para las especies habituales de esta zona, que suelen vivir en rangos más altos.

    - Nymphaeas.
    Muchas variedades de Nymphaeas, como la lotus, stellata o micrantha, entre otras, pueden ser una buena opción.
    En realidad se trata de una planta de bulbo, y por tanto sumergida, que debe ser enterrada en el sustrato, y, tras germinar, despliega unos tallos flexibles, a modo de lianas, que llegan a la superficie, donde extiende unas hojas amplias, que quedan flotantes, captando la luz directamente fuera del agua.
    Son una buena opción ya que, si bien tamizan la luz, no la tapan por completo, y generan zonas protegidas, que pueden ser muy interesantes para determinadas especies de peces, que requieren de estos lugares para su control del estrés.
    Es una planta muy prolífica en hojas en su temporada de desarrollo, con lo que tendremos que controlar su expansión que es muy rápida.
    No olvidemos que como bulbo que es, se trata de una planta estacional, y por tanto crecerá durante un tiempo, pero luego de pronto dejará de sacar hojas.
    Para volver a mantenerla, habremos de extraer los bulbos ya que hasta la siguiente temporada en húmedo se pudrirán y no volverán a germinar mas adelante.
    En la cuenca amazónica, existe un tipo de planta flotante muy valorada, que es la Victoria Regia. Es un loto gigante, cuyas hojas flotantes llegan a los 2 metros de diámetro y es muy importante para el ecosistema amazónico (Fundamentales para la supervivencia de los manatíes).
    Las Nymphaeas, por tanto, a una escala mucho menor, pueden funcionar en nuestros “pequeños” acuarios biotopos como esta planta lo hace en el rio.

    [​IMG]
    Victoria Regia en su hábitat natural en el Amazonas.

    - Las variedades ceratophyllum demersum, Ceratopteris thalichtroides y los helechos flotantes, en general no las aconsejo, ya que necesitan una cierta profundidad en superficie y quitan demasiada luz. Son demasiado densas e incómodas de manejar para nuestro propósito, aparte que muchas de ellas requieren de temperaturas sensiblemente más bajas de las que requieren los biotopos amazónicos, con lo que se desharán fácilmente o crecerán débiles y se disgregarán en exceso polucionando el agua.

    - Quizás por nombrar otra variedad interesante, incluiría la Eichhornia Crassipes (jacinto de agua), que tiene cierta similitud con los lotos y es bastante adaptable.
    Con suficiente luz y espacio podría incluso hasta florecer en superficie, lo que, para paludarios o biotopos con desarrollo fuera del agua puede ser muy bonito.

    - Otras variedades que no conozco aunque pueden servir de referencia son la Hygroryza, la Phyllantus Fluitans, la Azolla, la Eichornia Azurea y la Spirodela, aunque aconsejo que si os interesa alguna de estas, os informéis por vosotros mismos, ya que no he tenido la suerte de mantenerlas en mis acuarios.


    Respecto a las plantas sumergidas endémicas de la Amazonia, si bien muchas de ellas las conocemos, se encuentran de forma puntual en determinados lugares, y no se pueden considerar como parte habitual de estos hábitats…
    Esto se debe principalmente a que la época de lluvias provoca que la profundidad a la que estas plantas quedan sea muy grande, con lo que esta distancia a la superficie dificulta la llegada de luz. Por eso es mucho mas común encontrar plantas exclusivamente en las laderas y márgenes de los ríos, ya que son zonas donde la profundidad es mucho menor y se pueden desarrollar en condiciones óptimas.

    Por tanto, si queréis incluir alguna de ellas en vuestro biotopo, procurar que no sean de ninguna manera lo predominante, ya que la gran mayoría de las especies de peces de la cuenca amazónica no conviven normalmente entre ellas, y de hecho muchas especies de peces son vegetarianos o bastante ávidos de comer plantas, como los uarus amphiacanthoides o los astronotus ocellatus y acabarán con todo vuestro “verde” en pocos días…

    Me limito a listar unas cuantas, y podéis encontrar y completar mucha información por el foro o en muchos otros medios de consulta.

    - Echinodorus (Espadas amazónicas en todas sus variedades)
    - Vallisnerias (en todas sus variedades)
    - Mayaca fluviatilis (recuerda a la cola de zorro, Ceratophyllum demersum, aunque menos “flexible”)
    - Sagittaria subulata (Es de América del Norte, pero pasa por amazónica por su aspecto y requerimientos muy similares a la espada amazónica, aunque de menor porte)
    - Heteranthera zosterifolia
    - Eichornia azurea. (de gran porte, mejor para acuaterrarios)
    - Cabomba furcata
    - Gymnocornis spilanthoides (Esta es igual de aspecto que la asiática Hygrophila polysperma)
    - Hydrocotyle ranunculoides L.
    - Hydrocotile leucocephala


    Resto del artículo mas abajo.



    Artículo: Yowi
    Fotos artículo: Yowi
    Fotos Amazonia: Vitor Hugo Quaresma (Santarém Discus Lda.)
     
    Última modificación por un moderador: 12 de Diciembre de 2017
    • Me encanta Me encanta x 1
    • Muy útil Muy útil x 1
    • Karma
  2. Yowi ESCALAR

    Mensajes:
    5.191
    Puntos de trofeos:
    13.840
    Localización:
    Madrid
    Karma:
    +44
    Re: Como Montar Un Acuario Biotopo Amazónico

    Parece que he metido tanto texto que no sale todo dentro de una misma respuesta, asi que dejo aqui el resto del artículo... :oops:

    PARAMETROS DEL AGUA.

    Gran parte de todo lo anteriormente expuesto, acaba por confluir en una química muy concreta del agua, dada por las condiciones naturales que se dan en este punto del planeta.
    Este resultado, son aguas muy blandas, es decir, con muy poca concentración de sólidos disueltos (falta casi total de dureza), tanto sales como carbonatos, y en consecuencia, un ph bajo o muy bajo, acrecentado por la gran cantidad de materia vegetal en descomposición que acidifica aún más esta agua.

    Como resultado de estas condiciones, la totalidad de especies de peces y plantas amazónicos, se sentirán muy estables y a gusto en ph ácido (por debajo de 7) y dureza muy baja, casi nula en algunos casos.
    De hecho, sus propios mecanismos biológicos estarán claramente influenciados por los intercambios osmóticos con el medio, directamente ligados con la dureza de esta agua.
    No olvidemos que las presiones osmóticas, que permiten intercambios químicos entre fluidos, por ejemplo, varían según la cantidad de sólidos disueltos, y salirse de estos parámetros puede afectar en cierta medida a las condiciones de vida de los peces, aumentando su nivel de estrés y por tanto su esperanza de vida.

    Las temperaturas durante todo el año, oscilan entre los 24ºC y los 32ºC según el momento, pero podemos considerar que una temperatura estable en nuestro biotopo de 28-30ºC sería lo ideal.

    Conseguir mantener estas temperaturas cálidas constantes, hoy en día no es problema aun en invierno y en lugares muy fríos lejos del Amazonas, aun dentro de nuestras casas, ya que con mayor o menor inversión con calentadores y termostatos estándar será sencillo, pero el control del ph y dureza del agua es otra cosa bien distinta.

    Para tener una referencia de arranque, debemos tener en cuenta los rangos más o menos medios existentes en los ríos amazónicos, para poder usarlos como meta, u objetivo.

    Los valores más relevantes serán:

    - Conductividad (en microsiemens µs): Entre 5 - 40 µs
    - ph: Entre 3,5 – 6,5
    - Dureza general Gh (en grados alemanes ºdH): Entre 0,2 – 0,6 ºdH
    - Temperatura (en grados centígrados ºC): Entre 24 – 32 ºC

    [​IMG]
    Medida de ph tomada en un rio Amazónico.

    Sabiendo estos parámetros, y conociendo los nuestros de partida en el agua de nuestro grifo según nuestra zona, deberemos encontrar la manera de transformarlos lo mejor posible para emular estas condiciones de forma estable, y contando con que irremediablemente necesitaremos cambiar agua de forma periódica, algo inevitable si queremos asegurar un entorno donde la vida pueda perdurar en el tiempo razonablemente.

    Estos valores dados, aunque amplios, por norma general, implican cierto riesgo si no saben controlarse adecuadamente, ya que estas aguas tan blandas implican ciertas fluctuaciones en ecosistemas muy reducidos como son los nuestros.
    En grandes caudales como sucede en la naturaleza, con aguas envejecidas desde los nacimientos de los ríos de forma natural y progresiva, estos parámetros resultan sorprendentemente estables aun siendo valores mínimos y en cierto modo inusuales.

    Por ello, y intentando no salirnos en exceso de los parámetros ideales, aconsejo procurar unos parámetros al menos de Gh Máx 3ºdH y ph Máx 6,5 con los que podremos tener buen control sobre las fluctuaciones y correr menos riesgos en cuanto a variaciones.
    No me extenderé sobre química del agua y tampón de carbonatos, pero al menos remarcar, para los menos informados, que la inexistencia de carbonatos en el agua, y por tanto la falta de tampón, implica fluctuaciones bruscas de ph, lo que es un factor muy importante de estrés en los peces, que lo acusan enormemente.
    Determinadas especies requerirán reducir mucho este efecto tampón, ya que hay phs muy bajos que solo se consiguen en conductividades casi nulas, pero para estos casos tan extremos deberíamos al menos tener cierto nivel de experiencia en el manejo de los parámetros y sus soluciones, por el bien de los peces a mantener.

    Como tampoco tiene sentido entrar en casos muy particulares, lo ideal es quedarse con unas condiciones aceptables y más o menos sencillas sin tener que contar con mucha experiencia.
    Así que dando por buenos esos valores, explico dos supuestos diferenciados de tipos de aguas de la red para que cada uno extrapole su situación y que puede hacer al respecto.

    - El caso fácil:
    Aguas de nuestro grifo blandas y ph neutro o cercano al neutro.
    Este es un agua bastante ideal para nuestro propósito, ya que si el agua de nuestro grifo cuenta con un Kh inferior a 3ºdH y un Gh moderado de no más de 5ºdH aproximadamente, tendremos mucho ganado, y prácticamente suficiente para manejar un biotopo medianamente estable.
    Digamos que para poder actuar de forma eficaz sobre el ph, y bajarlo a cotas inferiores al valor 6, necesitaremos reducir el tampón a un valor máximo de 3ºdH.
    Si nuestro grifo ya nos da un agua con esta dureza máxima, tendremos mucho ganado.
    Por tanto, si queremos reducir el ph, primeramente debemos asegurarnos de un Kh al menos de este valor o reducirlo incluso más (para llegar a un ph mucho mas límite).
    Con la propia acidificación inherente a los desechos de los seres vivos de la urna, y la adición de hojas secas y troncos a medio curar, con cambios de agua moderados, se podrá mantener una estabilidad más que suficiente.

    - El caso difícil:
    Sería el caso en el que la dureza del agua (Kh) de nuestro grifo supera los 3ºdH.
    Dependiendo de lo lejos que estemos de este valor máximo, más complicado será conseguir bajar los valores de una forma natural, sencilla, barata y segura, con lo que, si el agua del grifo llega muy muy dura, no estaría de más replantearnos si no queremos mantener un biotopo con otras condiciones y descartemos un biotopo amazónico.
    En estos casos, será ineludible reducir el tampón para poder trabajar el ph con cierta comodidad posteriormente.

    Para ello existen varios métodos para ablandar el agua:

    1.- La ósmosis inversa.
    Para entender cómo funciona la ósmosis inversa, aconsejo leerse este artículo sobre Conéctate a Portalpez, acuarios y mascotas para ver este enlace!.
    Con la ósmosis, conseguiremos un agua con una concentración nula de carbonatos y sales. Lo que llamariamos Gh y Kh 0.
    Esta agua es enormemente inestable, por lo que deberá ser endurecida mínimamente, mezclando con la proporción necesaria de agua del grifo para conseguir un Kh, como ya dije, al menos de 3
    Para sacar las proporciones de agua de ósmosis y del grifo, os aconsejo revisar esta Conéctate a Portalpez, acuarios y mascotas para ver este enlace!
    Otra opción, es usar 100% de agua de osmosis, y endurecerla usando sales específicas que se comercializan para conseguir parámetros amazónicos, y que no solo incluyen sales, sino otros elementos traza interesantes para emular el agua amazónica.
    En cualquier caso, la ósmosis, aunque parezca un sistema muy bueno, hay que tomarlo con la precaución que requiere, ya que no olvidemos que el agua resultante es un agua pura, a la que precisamente le hemos quitado la estabilidad que le caracteriza.
    El agua que llega a nuestros grifos, con los valores que sean, es un agua que se ha ido conformando con el tiempo, es un agua que ha ido adquiriendo compuestos químicos en disolución a lo largo de su recorrido por los acuíferos naturales, y por tanto, cuando le filtramos estos, estamos actuando drásticamente sobre el agua, así que no podemos pretender que esta agua quede estabilizada con la misma fiabilidad simplemente aditando sales o mezclándolo con agua del grifo.

    2.- Resinas ablandadoras.Este método es muy engañoso, ya que dependiendo del tipo de iones que contengan las resinas, estaremos “camuflando” las mediciones, pero no actuando de forma efectiva sobre los compuestos del agua.
    Estos sistemas, se basan en reacciones químicas de asociación de iones para transformar compuestos, y como tales, no son muy aconsejables para nuestro caso.
    En el artículo de Conéctate a Portalpez, acuarios y mascotas para ver este enlace! podéis leer un poco al respecto, aunque a mí personalmente me parece un método complejo, caro y posiblemente no lo efectivo que nos gustaría.
    Un ejemplo es la popular Zeolita, un aluminosilicato muy poroso y con la capacidad de combinarse con los iones de calcio y magnesio de los carbonatos, con lo que los neutraliza, entre otras cosas.

    3.- La turba.
    No es otra cosa que material vegetal en descomposición. Este material, en su fase de putrefacción libera determinados ácidos, que son los que beneficiarán la bajada tanto del ph como de la dureza del agua.
    Realmente este material funciona como una resina de intercambio iónico, solo que es un método más natural y controlable, desde mi punto de vista.
    La liberación de ácidos húmicos, fúlvicos y tánicos permite su asociación con los compuestos carbonatados y sales, precipitando y transformándolos en elementos no solubles ni influenciables en la dureza del agua, con lo que reducen este parámetro progresivamente.
    Es un método lento y efectivo, que además permite la bajada progresiva del ph, ya que estos ácidos también afectan a este parámetro.
    Existen turbas rubias, en forma de masa vegetal, y turbas negras, generalmente en forma de granos, pero ambas deberían usarse en una red o malla, que colocaremos en el flujo de la corriente de forma que se a fácilmente extraíble y manejable.
    Las turbas, tras un periodo de uso, se saturan y dejan de actuar, ya que dejan de liberar estos compuestos, por lo que hay que sustituirlas periódicamente.
    No aconsejo nunca usar turba de ningún tipo en el sustrato o sobre él, ya que cuando dejan de ser efectivas no es más que guarrería y resulta complicada de extraer.
    Apuntar, que las hojas en descomposición, en cierta manera realizan la misma función y tienen el mismo resultado que la turba, solo que son mucho menos potentes, ya que la liberación de taninos es menor y por tanto su uso se circunscribe principalmente a bajar el ph nada más.

    4.- Akadama.
    Básicamente es arcilla granulada y roca erosionada procedente de la región de Akadama, en Japón.
    Es un sustrato volcánico, que tiene la característica especial de que su composición química favorece el intercambio iónico, y por tanto funciona de un modo similar a las resinas de intercambio iónico, básicamente reduciendo la dureza.
    Es bastante efectivo hasta que se satura, al igual que el resto de materiales que funcionan por intercambio de iones.

    5.- Agua destilada o desionizada.
    Esta tipo de agua es un método alternativo a la ósmosis inversa, solo que a medio/largo plazo es una opción cara, y solo lo aconsejo en caso de necesitar reducir la dureza muy poco en cada cambio y por tanto si es necesario aditar una proporción muy baja de agua sin carbonatos.

    6.- Ácidos fuertes.
    Este es un método eficaz, aunque implica sus riesgos.
    Existen ácidos como el clorhídrico, el sulfúrico y el ortofosfórico, que se combinan rápidamente con los carbonatos disueltos en el agua, bajando consecuentemente la dureza.
    Sin embargo, es un método muy agresivo, y que implica ciertos riesgos, ya que tiende a desestabilizar enormemente el agua tratada, y puede provocar, si no tenemos suficiente cuidado, oscilaciones muy importantes y peligrosas del ph, con el consecuente riesgo para los peces.
    Por tanto, el uso de estos ácidos, siempre deberá hacerse en agua a tratar fuera del alcance de los peces, en un depósito aparte, dejando pasar entre 24 y 48 horas de margen para que el agua se estabilice y siempre midiendo con medios fiables los parámetros del agua que vamos a introducir.
    De los tres ácidos nombrados, mi consejo es usar el clorhídrico (ClH, acido muriático o también llamado salfumán que es la disolución al 15-20% de este ácido), ya que es el más accesible y posiblemente estable de los tres.
    La dosificación, como es lógico, dependerá de la dureza del agua a ablandar, y por tanto las cantidades a usar deberán ser probadas midiendo, con lo que se llama el ensayo a “prueba y error”.
    En cualquier caso, se ha de tener en cuenta que las medidas aproximadas para trabajar, de arranque, son de mililitros, ya que es un ácido muy fuerte.
    Recordemos siempre que hablamos de ácidos muy fuertes, y su manipulación implica tener mucho cuidado evitando cualquier tipo de riesgo.
    Este método, siempre que se puedan usar alguno de los anteriormente citados, lo desecharía, si no estamos familiarizados con el uso de químicos de cierto riesgo y sus consecuencias.

    Una vez reducido el tampón de carbonatos al nivel aconsejado, reducir el ph se podrá hacer con hojas como ya se ha explicado, usando troncos en fase de curado, o aditando Co2 (sistema que no aconsejo por la aparamenta que implica innecesaria en un biotopo sin plantas prácticamente)

    Respecto a otros parámetros a tener en cuenta, como son metales pesados o compuestos nitrogenados, hay que contar con que los grandes caudales y gran filtración natural en la cuenca amazónica es tal, que estos existen en niveles prácticamente nulos y por tanto los peces que vamos a mantener no tendrán una costumbre a soportar estos tóxicos similar a las hibridaciones que han nacido en cautividad y que suelen estar mejor adaptados a estos.

    Por ello, mantener un nivel de tóxicos lo más bajo posible es fundamental para el éxito de nuestro microsistema.
    Para lo cual, un buen sistema de filtración y unas buenas pautas de cambios de agua son fundamentales.


    FILTRACIÓN.

    Basándonos en el hecho de que un entorno natural implica un sistema muy potente de filtración, y más del tamaño y características de la cuenca amazónica, sería lógico pensar, que las especies adaptadas y que viven de forma salvaje en estos hábitats, están acostumbradas a unas aguas muy limpias.
    Por tanto, son peces que no están habituados a soportar concentraciones altas de compuestos nitrogenados.
    Su organismo soporta en cierta medida condiciones adversas, pero claramente serán especies mucho más sensibles a nitratos y sobre todo amonio/amoniaco y nitritos, que son altamente más tóxicos.
    Como todo, hay gran variedad de especies con resistencias muy diferentes, pero la tónica general será intentar evitar concentraciones altas, ya que repercutirán gravemente en su estrés, su sistema inmunológico y finalmente en su esperanza de vida.

    Por ello, y basándonos en la realidad física de que las bacterias, son mucho menos activas cuanto más bajo es el ph del agua, deberemos plantear un sistema de filtración lo mas sobredimensionado posible.

    Los que llevamos tiempo en esta afición, sabemos bien de la necesidad del ciclado, y de los requerimientos mínimos de filtración más o menos genéricamente establecidos de caudal 4 veces superior al volumen neto en litros de la urna y 2 litros de material filtrante por cada 100 litros brutos de acuario, como medidas de referencia, así que, basándome en ellos, diría que por norma general sería ideal procurar para biotopos duplicar estas expectativas.

    A mi parecer, el volumen de filtración debería ser, al menos de 4 litros de filtración biológica por cada 100 litros brutos de volumen del tanque.
    Respecto al caudal, la razón de duplicar las medidas establecidas, no es otra que aumentar la tasa de oxigenación del agua, factor definitivo para conseguir una filtración solvente y adecuada. No en vano, las colonias de bacterias nitrificantes, requieren de gran cantidad de oxígeno para realizar sus funciones vitales, que no son otras que transformar compuestos nitrogenados.
    Por tanto, el caudal se podría mantener en 4 veces el volumen si conseguimos aplicar una oxigenación extra a la provocada por este caudal rompiendo la superficie de la urna.

    Esto se puede traducir, simplemente en la utilización de filtros comerciales, duplicando las exigencias de requerimientos que sus características técnicas nos certifican.
    Sería básicamente elegir un filtro diseñado para 300 litros de urna si nuestro acuario es de 150 litros y así proporcionalmente.
    Al fin y al cabo, las marcas tienen constatado un volumen filtrante y un caudal para unos requerimientos estándar y población media por volumen. Nosotros simplemente seremos el doble de estrictos de lo que estas marcas aconsejan en sus características técnicas.

    En cualquier caso, con la filtración, siempre aconsejaré el lema de “burro grande, ande o no ande”… y este tema siempre es garantía de éxito cuando hablamos de filtración.

    Respecto al tipo de sistema de filtración a elegir, mis consejos serían:

    - Filtración interna: Totalmente desaconsejada. Volumen muy reducido en relación al tamaño del acuario, o en caso de adaptarlo nos quitará mucho sitio para el biotopo. Además implica un movimiento del agua muy justo y un mantenimiento incómodo y excesivamente corto entre limpiezas.

    - Filtración externa presurizada: Aconsejable siguiendo las pautas antes indicadas de duplicar los requerimientos básicos del fabricante.
    Posiblemente debamos realizar ciertos ajustes en cuanto a la expulsión de agua en la urna, ya que si vamos a usar especies de plantas flotantes, estas son contrarias a la oxigenación por rotura de la superficie del agua para favorecer el intercambio gaseoso.
    Al fin y al cabo, estas plantas frenarán ese movimiento en la superficie y por tanto retendrán la oxigenación.
    Por tanto, habrá que diseñar un “retén” para frenar el desarrollo y proliferación de las plantas flotantes en la zona de salida del agua, y posiblemente elevar la flauta de salida con respecto al nivel del agua para aumentar que rompa con más fuerza la superficie y por tanto se intercambie más oxígeno.

    - Filtración por sistema seco/húmedo: Desde mi punto de vista el sistema mas solvente y efectivo, básicamente por la alta oxigenación que permite independientemente al flujo en la urna, ya que no se requiere romper la superficie del agua.
    Esto dota al sistema de dos ventajas fundamentales, absolutamente compatibles con las plantas de superficie y con el planteamiento de entorno de aguas estáticas y sin corrientes extremas.
    Por un lado, la existencia de material biológico al aire, bañado por agua que lo atraviesa, consigue una oxigenación extremadamente alta, lo que favorece cepas de bacterias en colonias muy eficaces, y además permite un agua altamente oxigenada y lista para ser volcada en la urna, lo que, por el otro lado, permite volcar esta agua por un simple caño sin flauta, incluso por debajo del nivel del agua, evitando todo movimiento de la superficie, disminuyendo la velocidad de salida respecto a la flauta y por tanto generando menos corriente, sin dejar de oxigenar el agua.
    Es una filtración que requiere más espacio, pero a cambio nos permite un volumen de masa filtrante mucho más elevado y eficaz, lo que hace que tengamos un filtro a prueba de bombas, algo muy interesante y a tener en cuenta.
    Este tipo de sistemas requieren del uso de rebosadero, ya que implican una circulación del agua con dos vasos a dos niveles y dos tramos de recorrido, uno por gravedad y el otro con bomba de recirculación para subir el agua.
    Esto suele implicar que se sedimente gran cantidad de guarrería en el fondo en determinados puntos, lo que habremos de resolver con sifonados.

    Os dejo un esquema de un filtro seco/húmedo más o menos estándar y las partes que lo componen.

    [​IMG]
    Esquema filtro seco/húmedo.

    Y os dejo también este bricolaje que explica una adaptación de este sistema seco/húmedo en altura, y que también implica un volumen filtrante muy solvente y aconsejable. Conéctate a Portalpez, acuarios y mascotas para ver este enlace!

    - Filtro de lecho fluído: Interesante sistema, aunque requiere un caudal muy alto, con lo que debemos resolver el modo en el que se vuelca ese gran caudal en la urna del biotopo.

    - Filtro de fondo o de placas: Para biotopos lo desaconsejo por dos motivos.
    Principalmente por la granulometría del fondo de la urna, demasiado fino, y que provocará problemas de saturación con el tiempo, y por otro lado, la imposibilidad de filtrar partículas finas en suspensión, lo cual a medio plazo polucionará mucho la urna.
    Quizás como sistema alternativo, resolviendo la compactación del sílice podría ser planteable, pero desde mi punto de vista este tipo de filtraciones tienen sentido para acuarios densamente plantados donde queremos evitar el efecto “pies frios” o hay otros condicionantes que no se dan en un biotopo.

    - Filtro de teja: Realmente el filtro de teja es un seco/húmedo invertido, donde la filtración se realiza por encima del nivel de la urna, con lo que la bomba de recirculación sube el agua al filtro y este cae por gravedad de nuevo al acuario.
    Es un filtro excepcional, al igual que el seco/húmedo (ya que oxigena igual) sobre todo si queremos crear un recipiente/macetero sobre el acuario, que sirva para plantar especies palustres que además nos vendrán estupendamente para absorber nitratos.
    Es un sistema por tanto que cumple con todas las funciones y requerimientos primordiales de un biotopo, aparte de imitar el modo en el que los márgenes de los ríos filtran el agua.

    [​IMG]
    Macetero de plantas y filtro de teja a la vez.

    Este bricolaje, aun tratándose de un acuario plantado y lejano a lo que es un biotopo amazónico, explica el montaje de este tipo de filtros de teja, muy recomendables como digo. Conéctate a Portalpez, acuarios y mascotas para ver este enlace!
    Este ejemplo combina con un filtro de fondo o de placas, pero si eliminamos este elemento del sistema y solo nos basamos en los maceteros, es un sistema perfectamente adaptable a nuestras necesidades.


    Aparte de los sistemas ya mencionados, hacer hincapié en la filtración mecánica del sistema, independientemente del tipo de filtración a utilizar.
    Los biotopos amazónicos, con el tipo de arena fina de sílice, los troncos de madera natural, las hojas secas en descomposición en el fondo, y las plantas flotantes, resultan un foco importante de polución en el agua, lo que suele provocar gran cantidad de partículas en suspensión, tanto de residuos de hojas, viruta de madera liberada y desechos de los peces entre otras cosas.
    La arena de sílice no es capaz de retener los desechos decantados en el fondo ya que estos son mas ligeros y se escurren entre los granos, con lo que cualquier corriente o cualquier aleteo de los peces hace que este sedimento se esparza por la urna creando un ambiente lleno de partículas en suspensión.
    Esto, agravado por el uso de un sistema de rebosadero para un filtro por gravedad (por ejemplo) puede provocar un fondo de saco y cierta dificultad para eliminar este ambiente.
    Desde un punto de vista de los peces que van a vivir en la urna, esto no es un problema, y de hecho su hábitat natural suele ser muy similar, pero si queremos evitarlo, deberemos contar con la reposición constante del perlón en el filtro que diseñemos, o en su defecto pensar en el uso de un filtro “de quita y pon” para, de vez en cuando, reducir el nivel de polución de la urna.

    Esto se refiere a la filtración mecánica fina, que debería estar al final del circuito de filtración, y no a la filtración mecánica gruesa que estará al principio, y deberá ser proporcional al volumen de material filtrante biológico colocado.


    CAMBIOS DE AGUA.

    Este apartado, es importante especificarlo aparte porque tiene más importancia de la que muchos suelen darle, y en caso de un biotopo es un tema que debe tratarse con los condicionantes singulares que este caso implica.
    Un acuario de engorde, o un plantado, donde se crea un ecosistema estable, o un acuario con parámetros de aguas más duras, puede estar mejor preparado para realizar cambios, de algún modo, mas bruscos o menos controlados de lo que requiere un biotopo.

    Al plantearnos un acuario con unas condiciones de dureza y ph algo fuera de lo común, con especies sensibles a los cambios en estos parámetros de forma periódica, es aconsejable adaptar los inevitables cambios de agua a rutinas que minimicen estos factores de estrés.
    Por tanto, cambios de un porcentaje alto de agua de la urna, no son muy aconsejables y es preferible realizar cambios de no más del 10% del agua, para no influír en exceso en los valores establecidos.
    Al necesitar, como en cualquier acuario con vida, realizar cambios de agua para sacar los nitratos generados, y tener que hacerlo de forma mas progresiva, estos deberán ser mas cercanos en el tiempo para conseguir renovar la cantidad de agua deseada.
    Mi consejo es usar rutinas de cambio de un 10% cada 2-3 días, con un agua lo mas similar al agua de la urna, en lugar de los cambios del 50-70% una vez a la semana que es lo que se suele cambiar en un comunitario plantado por la generalidad.

    Si tenemos en cuenta que hemos diseñado un sistema de filtración sobredimensionado a la media, este tipo de rutinas no deberían ser un problema, sino todo lo contrario.

    De esta forma, además, evitaremos un derroche de los taninos que vamos a incorporar en la urna con hojas y turba, ya que estos se liberan poco a poco, y por tanto con cambios pequeños, “lavaremos” de forma menos radical esas aguas con taninos disueltos.

    En cuanto al sifonado, es un tema fundamental en este tipo de biotopos.
    No aconsejo que sea un sifonado muy constante, sino mas bien cada dos o tres semanas, pero si necesario para renovar la polución que creamos deliberadamente.
    Las hojas disueltas y la viruta de los troncos crean montañas de desechos que se acumulan, y solo sirven para ser removidas y extendidas por los peces, generando un ambiente algo sucio, y por tanto, sifonarlo de vez en cuando para renovar las hojas y la acidificación es muy buena idea.
    Hacerlo con este espacio de tiempo permite que las especies que también se nutren de estos desechos lo hagan, pero evitamos que se nos escape de las manos.
    En cuanto al modo de sifonado, con este tipo de sustrato es realmente fácil, ya que, como he comentado, el sílice fino no sujeta la polución y esta se acumula encima, con lo que cebando un simple tubo de Ø12mm al desagüe, con el simple cambio del 10% se puede eliminar esa capa fácilmente sin arrastrar el sílice.
    Bastará con poner el tubo a un centímetro del sustrato y sacudirlo un poco para generar un poco de corriente. Esta corriente levantará la polución, más ligera que el sílice que será absorbida fácilmente por el tubo cebado.
    No aconsejo poner al tubo de sifonado la campana con la rejilla en este caso, ya que la polución son trozos de madera, pequeñas ramas y restos gruesos, con lo que esa rejilla se saturará rápidamente no pudiendo seguir con el sifonado.

    Aunque es obvio, insisto por último en recordar que el agua a usar para el cambio deberá tener los parámetros lo mas similares posibles a los que tiene el biotopo, tanto de ph, dureza y temperatura, aparte de haber eliminado cloro, cloraminas, y en lo posible, metales pesados y sedimentos, para lo que aconsejo revisar el artículo antes mencionado sobre Conéctate a Portalpez, acuarios y mascotas para ver este enlace!.

    Por último, aconsejaros que, en caso de poder plantearlo, siempre es una gran ayuda el uso de un sistema automático de cambio de agua, sobre todo en estos casos que hablamos de poco agua pero cada poco tiempo, para lo que os dejo este bricolaje sobre como instalar un Conéctate a Portalpez, acuarios y mascotas para ver este enlace!
    Este del artículo es un sistema temporizado, en el que se vuelca agua de la red de forma temporal programada, pero el sistema mas óptimo e ideal para nuestro caso, que sería el “rizar el rizo” es un sistema continuo de cambio de agua. Que consiste en ir incorporando por goteo el agua suficiente al día para meter un 10% de agua diario sacando la parte proporcional.
    Este es el sistema que mejor emula, dentro de nuestras posibilidades, la situación real que se crea en la naturaleza, metiendo siempre agua poco a poco, lo que no modificará ostensible ni peligrosamente los parámetros.


    ILUMINACIÓN.

    La amazonia, es un entorno con mucha vegetación, grandes árboles con gran densidad de ramas y en gran cantidad, lo que hace que gran parte de los entornos y hábitats que se generen en los ríos estén bañados por una iluminación muy tamizada.

    [​IMG]
    Amanecer en la Amazonia.

    Los rayos del sol entran entre los intersticios de las hojas dispuestas para captar su energía, y por tanto la cantidad de luz que llega al agua es poca, a la vez que profundiza de forma moderada, a causa de los taninos disueltos.
    Esto hace que sea un entorno sumergido con grandes contrastes entre luces y sombras. Zonas en penumbra y algunos claros donde la luz del sol incide directamente.
    Esto hace, que para que podamos emular estas condiciones, no necesitemos un despliegue excesivo, ya que además los requerimientos a nivel de plantas serán muy bajos por la prácticamente total ausencia de estas.
    No nos interesará además tener demasiada luz porque sin plantas podemos desestabilizar el sistema y favorecer la proliferación de algas, con lo que mi consejo es un ratio de no más de 0,25w/l, o incluso menor según las circunstancias.
    El fondo blanco nos ayudará además a reflejar la poca luz que coloquemos, con lo que no deberemos invertir en exceso en esta.
    Las plantas flotantes nos ayudarán a tamizar y contrastar distintas zonas de luz, lo que favorecerá la existencia de escondites y hará más atractivo el paisaje que vamos a crear.

    [​IMG]
    Incidencia de la luz tamizada en la urna, creando zonas de sombra.

    Al ser entornos con taninos, mi consejo es intentar evitar en lo posible luces con una temperatura de color entre los 2000ºk y los 4000ºk, ya que son tonos muy amarillentos, que sumados al color te del agua nos darán un resultado excesivamente amarillento chillón, que además desvirtuará excesivamente los tonos de los peces.

    Al partir de un tono ya de por sí muy amarillento con los taninos, soy partidario de forzar en lo posible la búsqueda de tonos más azulados, morados, que permiten destacar las tonalidades mas rojas de los peces, a la vez que equilibran el espectro en busca de un tono amarillo amarronado tan acusado.

    [​IMG]
    Biotopo iluminado con tubo Sylvania Grolux morado de 8.000ºK.

    Mi consejo es colocar tubos de entre 8.000ºk y 15.000ºK, aproximadamente.
    Preferiblemente soy partidario de los grolux morados o los aquastar sylvania 10.000ºK porque dan un tono más rojizo y menos azulado, ya que los que superan los 10.000ºK tirarán mas a azul por el espectro luminoso… Pero como esto va en gustos, cada uno que decida.

    Para la iluminación de un biotopo recordemos que la prioridad es el color por encima de los lúmenes, y de hecho, a menor cantidad de lúmenes por watio, menos iluminación “calorífica” que es la que favorece la fotosíntesis y sobre todo las algas, que queremos evitarlas…
    Por ello, luces frías antes que luces cálidas, no lo olvidéis.

    Si optáis por un biotopo con cierta zona de plantas, mi consejo es usar pll´s colocados específicamente en la zona reservada para plantas, evitando derrochar en zonas donde no las haya, sobre todo porque ese derroche se traducirá en problemas de algas a medio/largo plazo.

    Respecto al tipo de luminaria a utilizar, es algo que da un poco lo mismo, aunque si es cierto que cada una de ellas dotaría al biotopo de una escenografía distinta.
    Por ejemplo, el uso de HQI implicaría contrastes más acusados, imitando con mas realismo la situación creada en la naturaleza, pero implica más gasto y mas control con las algas.
    Esto ya va un poco en relación con la inversión que quiera hacer cada uno, y con el efecto a conseguir, aunque yo siempre soy y seré partidario de que hoy por hoy la relación calidad/precio/prestaciones de los T5 son insuperables.
    Aparte de ser los que más gama y opciones a nivel de temperaturas de color admiten sin tener que volverte loco buscando por todos lados.

    Respecto al fotoperiodo, mi consejo es ajustarlo mucho al tiempo del que podamos disfrutar del biotopo, y no superar las 8 horas máximo para evitar problemas de algas.
    Los peces viven bien con periodos de luz reducidos y no tendrán problema en adaptarse, ya que con la propia luz de la habitación durante el día puede ser suficiente, mientras que hacer fotoperiodos muy largos puede ser más inconveniente que ventaja.

    [​IMG]
    Anochecer en la Amazonia.

    Respecto a la luz de luna, si tenemos posibilidad de instalarla, mi consejo es hacerlo siempre que se pueda.
    Eso sí, usando una luz muy tenue y controlada, y en lo posible focalizada en un punto concreto de la urna. No olvidemos que la incidencia de la luna en el agua implica una luz muy tenue y suave. 1,5w por cada 100 litros sería un ratio más que suficiente para este tipo de luz azul.


    ESPECIES COMPATIBLES.

    Está claro que nombrar e interrelacionar todas las especies amazónicas que podemos plantearnos en nuestro biotopo sería imposible, pero si creo que es importante que sigamos ciertas pautas lógicas en este tema, siempre guiándonos por el sentido común, que como suelo decir, es el menos común de los sentidos…

    La naturaleza y la evolución han conseguido, que un entorno natural sea la conjunción de formas de vida muy distintas, que interrelacionan entre ellas y generan una simbiosis que dota de un gran equilibrio al conjunto, y esto es algo que debemos tener en cuenta en nuestros micro-hábitats…
    Pensar en un acuario donde quiero tener solo las especies que me gustan y en la cantidad que quiero, creo que sería un craso error, ya que no creo que se dé la casualidad que te vayan a gustar aquellas que compaginan a la perfección entre ellas, y mucho menos reduciéndolas a hábitats acotados y cerrados.

    Por ello, conseguir un entorno equilibrado y sostenible, implica estudiar mínimamente los distintos entornos condiciones y características de cada especie y sus requerimientos. Para ello existen fichas bastante bien documentadas de la mayor parte de las especies amazónicas que se comercializan con fines ornamentales, y aconsejo que SIEMPRE que queramos incluir determinada especie, previamente recabemos toda la información posible al respecto, de todos los aspectos posibles, para asegurarnos de introducir un acierto y no un problema en nuestro tanque.

    Básicamente, un biotopo amazónico estable, debería tener al menos determinadas especies diferenciadas, en mayor o menor medida, para ser completo y equilibrado.
    Mi consejo es utilizar lo que llamaría “especies base” para cumplir determinadas funciones en el tanque, y elegir un protagonista o especie protagonista que delimite y obligue a completar las especies a incorporar.
    Como “especies base”, aconsejo principalmente siluriformes, al menos una variedad de loricárido y otra de calíctido (también llamados pez gato).
    Básicamente algún tipo de ancistrus y algún tipo de corydoras, para entendernos mejor con los menos acostumbrados a “nombres raros”.

    Los loricáridos, son especies que básicamente viven en recodos y se alimentan de celulosa y vegetación, aunque no desprecian alimentos con base en proteínas animales.
    Son buenos “elementos base” para facilitarnos el mantenimiento de los troncos, limpiando y cepillando su superficie, ya que se alimentan de madera.
    De esta forma les facilitamos alimento a la vez que cumplen su misión dentro del conjunto.
    Son muy independientes y no causan problemas con el resto de especies.
    Principalmente son agresivos entre machos de la misma especie, pero respetan incluso a otros loricáridos, y su principal inconveniente es que resultará difícil disfrutar de ellos porque suelen estar la mayor parte del tiempo camuflados y no los veremos mucho.
    Existen variedades de todo tipo (Los consabidos L´s), con dibujos, tamaños y formas diferentes, existiendo familias distintas de hypancistrus, bariancistrus, ancistrus, escobiancistrus, panaques, peckoltias, etc, cada una con sus características concretas, pero prácticamente todos son perfectamente válidos para nuestro biotopo.
    Alguno puede ser incompatible con algún cíclido pero documentándonos correctamente no deberíamos tener problemas para combinar especies.

    [​IMG]
    Hypancistrus L-340 juvenil.

    Los calíctidos, son los que vulgarmente conocemos por coridoras, que son hacendosos animales de fondo, que rebuscan incansablemente restos de alimentos, y nos ayudarán a mantener libre de residuos el fondo de la urna.
    Es un animal que no interactua con el resto, ni es agresivo ni molesta a ninguna otra especie, con lo que resulta muy sociable y adecuado en cualquier biotopo amazónico.
    El sustrato fino será ideal, aparte de los restos de hojas y recodos que estas forman para rebuscar incansablemente y mantenernos en buena forma los residuos de alimento en el tanque.

    [​IMG]
    Grupo de corydoras arcuatus.

    La especie protagonista, es lo que nos dará las pautas para completar el resto del tanque.
    Esta especie, normalmente de tamaño medio/grande, será el centro de atención, con lo que se dispondrán los individuos que por ficha se consideren adecuados para el volumen del tanque, y se supeditarán las otras especies a su compatibilidad con esta.
    Normalmente este tipo de especies protagonistas suelen ser cíclidos o carácidos de buen tamaño, ya que son las especies generalmente mas dominantes y vistosas.

    Pirañas, discos, oscares, uarus, escalares, geophagus, etc son buenos ejemplos de “especies protagonistas”
    En algunos casos, se pueden combinar estas especies siempre que sean compatibles y el tamaño de la urna lo permita, pero siempre nos basaremos en las especificaciones para su tamaño adulto, ya que algunos crecen bastante y es un factor fundamental para su comportamiento y sociabilidad…

    En la elección, de forma genérica, no puedo ayudaros, ya que las variables son demasiadas, aunque viendo la experiencia de otros aficionados y la gran cantidad de información existente en la red, seguro que podéis sacar buenas conclusiones.

    Por último, hay otras variedades más casuales, que en función de la especie protagonista pueden ser de interés…
    Carácidos pequeños en cardumen, cíclidos de menor talla, especies de fondo, etc pueden combinar adecuadamente con nuestra elección, siempre que tengamos en cuenta que estas especies no sean alimento de otras mayores que hayamos adaptado en nuestro tanque o que sean incompatibles por otras causas como el tipo de alimento o parámetros algo más sensibles o especiales.


    ALIMENTACIÓN.

    La cuenca amazónica, como fuente de la mayor biodiversidad del planeta, implica una variedad inmensa de insectos, artrópodos, crustáceos, nematodos, parásitos, invertebrados y peces, que, de una forma u otra, son el alimento de otras especies.
    Por tanto, y teniendo en cuenta que las especies salvajes están ampliamente adaptadas a comer alimento vivo, deberíamos en lo posible imitar este modo de vida.
    Esta claro que no podemos conseguir el mismo grado de equilibrio entre especies y sus alimentos vivos en espacios tan reducidos, pero darles de vez en cuando y de forma esporádica alimentos vivos favorecerá el interés, socialización y instinto de casi todas las especies.
    Por ello, dar de forma periódica, con mucho control, alimentos como larva roja de mosquito, daphnias, artemia adulta viva, gusanos grindal y de la avena puede ser un aporte interesante.
    Quizás sería interesante realizar desparasitaciones preventivas periódicas, cada 2 o 3 meses cuando usamos este tipo de alimentos, sobre todo la larva roja, que en ocasiones pueden traer huevos de gusanos parásitos que infestan nuestros peces.
    Bastará con una dosis cada dos o tres meses de papilla medicada a modo preventivo para evitar riesgos.

    En cualquier caso, este alimento vivo debe plantearse como un suplemento, y nunca como la base fundamental de la dieta.
    Básicamente porque aunque en la naturaleza estos le sirvan como base, en nuestros entornos no podemos combinar con alimento vivo todos los nutrientes, vitaminas, minerales y proteínas y fibras que pueden conseguir en amplios hábitats con una variedad muy superior de alimentos.

    Por ello, la base de su dieta debería estar basada en una papilla suficientemente completa y compensada, basada principalmente en pescado, marisco, y sobre todo, vegetales y vitaminas.
    Existen muchas y muy buenas recetas por la red, aunque me tomo la libertad de aconsejaros la que yo realizo, que es una Conéctate a Portalpez, acuarios y mascotas para ver este enlace!, un espesante muy apropiado para conseguir una papilla compacta que no se deshace y permite no polucionar en exceso el tanque cuando alimentamos.

    Aparte de la papilla, se puede combinar con gránulo comercial, previamente humedecido 10 minutos antes de darlo, escamas o hojuela comercial u otros alimentos comerciales contrastados, como pastillas de fondo de espirulina, fibra, etc, que serán un buen suplemento.

    El planteamiento siempre será el aportar una alimentación variada y completa, ya que es la base fundamental para conseguir un sistema inmunológico adecuado para nuestros peces, reducir el estrés y por tanto aumentar la esperanza de vida.



    Como aplicación práctica del montaje, os dejo unos ejemplos de algunos biotopos, mas o menos estrictos que he montado en el tiempo, y que pueden servir de base o ejemplo.
    Son algunos ejemplos de biotopos que hice o mantengo en la actualidad destinados a distintas especies.
    Espero que os gusten.

    [​IMG]

    [​IMG]

    [​IMG]

    [​IMG]



    Artículo: Yowi
    Fotos artículo: Yowi
    Fotos Amazonia: Vitor Hugo Quaresma (Santarém Discus Lda.)
     
    • Me Gusta Me Gusta x 1
    • Muy útil Muy útil x 1
    • Karma
  3. anahansis ESCALAR

    Mensajes:
    5.684
    Puntos de trofeos:
    13.830
    Localización:
    Zaragoza
    Karma:
    +10
    Re: Como Montar Un Acuario Biotopo Amazónico

    cojonudo post tio buenisimo mi karma es tuyo clarisimamente, vi el acuario amazonico de tu amigo en la web que tienes es muy bonito, una pregunta.... yo tengo grava de jbl manado marroncita y voy a meterla en el acuario nuevo pero va ir todo tapizado le meto mejor encima de la grava arena de silice o que? para que no se oscurezcan... aunque al tapizarse todo va dar igual como este supuestamente no?, un saludo y felicidades de nuevo por este post
     
  4. Perry ESCALAR

    Mensajes:
    9.411
    Puntos de trofeos:
    13.830
    Localización:
    Madrid
    Karma:
    +12
    Re: Como Montar Un Acuario Biotopo Amazónico

    Un articulo muy currado :ok:
     
  5. Analic ESCALAR

    Mensajes:
    34.837
    Puntos de trofeos:
    13.840
    Localización:
    Alicante
    Karma:
    +32
    Re: Como Montar Un Acuario Biotopo Amazónico

    Im-presionante el despliegue de medios :aplauso:
     
  6. Yowi ESCALAR

    Mensajes:
    5.191
    Puntos de trofeos:
    13.840
    Localización:
    Madrid
    Karma:
    +44
    Re: Como Montar Un Acuario Biotopo Amazónico

    Gracias Perry y anahansis... :mrgreen:

    Gracias por el karma... :oops:

    Hombre, todo depende del tipo de planta tapizante que vayas a usar...
    Si es muy muy tupida, no debería implicar que los peces se oscurezcan...
    De todos modos esto es bastante claro con especies concretas, pero hay muchas en las que no es tan acusado el tema del mimetismo.
    Normalmente los discos si son muy sensibles a estos temas, y si vas a mantener esta especie, si te aconsejo que "tapes" o evites sustratos oscuros, aun tapizando... :ok:

    Muchas gracias Ana, y gracias por el karma... :beso:
    :sal:
     
  7. Bel-la BARBO SUMATRA

    Mensajes:
    2.453
    Puntos de trofeos:
    13.830
    Localización:
    Valencia
    Karma:
    +3
    Re: Como Montar Un Acuario Biotopo Amazónico

    Te lo has currao... :ok: impresionante... una explicación impecable y muy bien ilustrado... en cuanto recupere mi Karma... te lo reservo :wink:
     
  8. anahansis ESCALAR

    Mensajes:
    5.684
    Puntos de trofeos:
    13.830
    Localización:
    Zaragoza
    Karma:
    +10
    Re: Como Montar Un Acuario Biotopo Amazónico

    los discos son los que tenia en el 100L engordandolos para poder quitar al maximo el retraso que tenian ahora estan en el 500L de mi padre y cuando monte el mio y esta tapizado entero entonces los metere al nuevo, el tapiz va a ser de parvula no va a ver mas plantas solo el tapizado y los discos para que sean la atencion por decirlo asi, si no le podria meter una mini capa de silice clarita, lo que me da apuro porque ya se me mezclo teniendo silice y grava y luego se ve muy feo
     
  9. Yowi ESCALAR

    Mensajes:
    5.191
    Puntos de trofeos:
    13.840
    Localización:
    Madrid
    Karma:
    +44
    Re: Como Montar Un Acuario Biotopo Amazónico

    Gracias Bel-la... :mrgreen:

    Si ya esta el sustrato colocado y la tapizante en fase de expansión, quizás mejor dejala que tire y ves como reaccionan los discos...
    Si son variedad pigeon sacarán la pimienta pero no se pondrán con el fondo negro...
    Si son barrados y ves que se oscurecen mucho, si la parvula esta ya enraizada, con extender gravilla y que vaya extendiendose entre los tallos quizás sería suficiente...
    Pero si el tupido es suficientemente denso posiblemente no tengas que liarla... :ok:
    Suerte... :mrgreen:
    :sal:
     
  10. anahansis ESCALAR

    Mensajes:
    5.684
    Puntos de trofeos:
    13.830
    Localización:
    Zaragoza
    Karma:
    +10
    Re: Como Montar Un Acuario Biotopo Amazónico

    todavia no e montado nada ya que ahora voy a comenzar las dichosas mudanzas del piso y lo montare desde cero el nuevo por eso te pregunto que tu eres experto en discos jejeje y como no tengo todavia tapizado ni nada pues me da igual meter una capa de silice fina por encima o lo que sea...
     
  11. d7522 NEON

    Mensajes:
    54
    Puntos de trofeos:
    610
    Karma:
    +1
    :aplauso:
     
  12. andres felipe amrin BARBO SUMATRA

    Mensajes:
    2.160
    Puntos de trofeos:
    13.830
    Localización:
    manizales colombia
    Karma:
    +3
    valla hombre REFFFFFFFFEEEEEELICIIIIIIIIIITOOOOOOOOOOOOOOOOO te felicito de verdad tu eres muy inteligente, cuanto de abraz demorado haciendo ese texto :shock: :shock: :shock: :shock: :shock: :shock: :shock: :?:
     
  13. estrellita ESCALAR

    Mensajes:
    890
    Puntos de trofeos:
    3.830
    Karma:
    +0
    Felicidades por el artículo :aplauso: !
    Muy clarito y fácil de entender, mi karma de hoy es tuyo :mrgreen:
    :sal:
     
  14. juan luis BETTA

    Mensajes:
    137
    Puntos de trofeos:
    1.060
    Localización:
    valdemoro (madrid)
    Karma:
    +0
    :sal: maravilla de articulo enhorabuena, :sal:
     
  15. SHyRKaM DISCO

    Mensajes:
    1.838
    Puntos de trofeos:
    13.830
    Localización:
    Campo de Gibraltar (San Roque)
    Karma:
    +0
    muy buen articulo impresionante curro :angel:
     
  16. diegocapel BETTA

    Mensajes:
    126
    Puntos de trofeos:
    1.060
    Karma:
    +0
    grande muy grande , aunque algunos no les gusten tus tostones y te digan plagiador que se tomen ellos las molestias que ha muchos nos gusta leerlos

    :aplauso: :aplauso: :aplauso: :aplauso: :ok: :ok: :ok:
     
  17. Yowi ESCALAR

    Mensajes:
    5.191
    Puntos de trofeos:
    13.840
    Localización:
    Madrid
    Karma:
    +44
    Diego, a algunos documentarse le llaman plagiar.
    A otros expresarse correctamente le llaman ser pedante.
    A otros solo les parece que tenga valor hablar de algo si eres el único que sabes de ello. Debe ser entonces que los únicos que por ejemplo pueden hablar de genética son los biólogos, no?...
    Cuando te encuentras con alguien que solo da por buenas las cosas cuando salen de su cerebro, mal vamos... :wink:

    El mundo esta lleno de opiniones, y hay que entenderlas como eso...
    Y darles el valor que tienen según de donde proceden. Es asi de sencillo.
    Si se hiciese caso de todas las chorradas que sueltan algunos indocumentados, estariamos todos tan amargados como ellos... :nose:
    :sal:
     
  18. josechu GOLDFISH

    Mensajes:
    491
    Puntos de trofeos:
    3.080
    Karma:
    +1
    Buen trabajo Jose, tu esfuerzo te habrá costado hacer una recopilación así de información, fotografía y todo perfectamente hilado y llendo al grano de lo práctico. Si todos hiciéramos un artículo así de vez a todos nos aportaría algo nuevo, como yo por ejemplo que he aprendido unas cuantas cosillas. :ok:
     
  19. Thorson ESCALAR

    Mensajes:
    18.899
    Puntos de trofeos:
    13.840
    Karma:
    +36
    :shock:

    Ha sido un placer poder leer este magnifico artículo :aplauso: la espera ha merecido la pena :shock:

    Extenso, ilustrado, detallado, documentado, enlazado, .......y todos los adjetivos que quedan :aplauso:

    Acabo de terminarlo, lo que no quita que en breve vuelva a releerlo una, dos, .... , hay mucha información que procesar y muchos consejos que anotar y tener presentes. Queda como otro artículo de referencia al que acudir :wink:

    Un :sal: y gracias por dedicarnos tanto de tu tiempo :ok:
     
  20. Platty ESCALAR

    Mensajes:
    6.477
    Puntos de trofeos:
    13.830
    Localización:
    Granada
    Karma:
    +4
    IMPRESIONANTE!! :alegria: :alegria: :alegria:
    Yowi gracias estaba buscando algun post como este y no lo encontraba y mira tu :mrgreen:
    gracias y te llevas mi karma de hoy :v:

    :sal:
     
  21. leok GOLDFISH

    Mensajes:
    300
    Puntos de trofeos:
    3.060
    Localización:
    Linares
    Karma:
    +2
    pedazo post yowi muy bueno sigo leyendo ^^
     
  22. pedmar BOTIA PAYASO

    Mensajes:
    3.104
    Puntos de trofeos:
    13.840
    Localización:
    Madrid carabanchel
    Karma:
    +7
    un gran articulo como siempre, tienes mi karma de hoy,
    de paso una pregunta, yo tengo un ph muy bajo siempre por debajo de seis, incluso cuando tardo en hacer el cambio mas de dos días me baja a cinco escasos, realmente me tengo que preocupar, o segun tu teoría estaría aceptable. los cambios son graduales ya que el kh esta en tres y procuro hacer los cambios también de forma gradual al hechar el agua
    Gracias
    :sal:
     
  23. lince ALEVIN

    Mensajes:
    33
    Puntos de trofeos:
    360
    Localización:
    cadiz
    Karma:
    +0
    Como siempre impecable, siempre aprendo mucho con tus posts y espero poder seguir haciendolo, sigue asi yowy. :ok:
     
  24. angela BOTIA PAYASO

    Mensajes:
    3.253
    Puntos de trofeos:
    13.830
    Localización:
    Madrid
    Karma:
    +0
    Gracias !!

    Una guia completisima hasta, creo , el mAs minimo detalle

    Muchas gracias por compartirlo

    Un :sal:
     
  25. RAFAEL mar DISCO

    Mensajes:
    1.861
    Puntos de trofeos:
    13.830
    Localización:
    León, Gto
    Karma:
    +3
    Hola Yowi

    Hiciste un artículo espectacular, mis respetos para ti :aplauso: :aplauso: :aplauso:
     
  26. carlfig NEON

    Mensajes:
    73
    Puntos de trofeos:
    610
    Localización:
    Buenos Aires
    Karma:
    +0
    FELICITACIONES :shock: ,flor de articulo te mandaste,me gusto mucho,ademas de que me gustan los acuarios amazonicos(no tengo uno :no: )pero me hiciste acordar a mi gran provincia aca en Argentina,Misiones :aplauso: ,sabes,me encanta salir a caminar por la selva y visitar arroyos de por aqui(voy dos o tres veces al año).La verdad que este articulo del acuario amazonico se merece un buen karma!!! :rolleyes: y ademas por todo lo que has escrito no?jaja
     
  27. Salkon GOLDFISH

    Mensajes:
    470
    Puntos de trofeos:
    3.070
    Localización:
    Cáceres
    Karma:
    +3
    Increíble, como siempre.

    Gracias por compartir con nosotros un poco de tu sabiduría :ok:

    :sal:
     
  28. yeni BOTIA PAYASO

    Mensajes:
    3.100
    Puntos de trofeos:
    13.830
    Karma:
    +5
    un articulo muy currado y bien ilustrado,como todos los tuyos, :aplauso:
     
  29. JaimeAguilar ESCALAR

    Mensajes:
    11.063
    Puntos de trofeos:
    13.840
    Localización:
    Miami, florida.
    Karma:
    +10
    Impresionante articulo Yowi :aplauso: :aplauso: :aplauso: , realmente muy bueno y muy bien ilustrado :ok: , te mereces mi Karma de hoy. :sal:
     
  30. RBK BETTA

    Mensajes:
    222
    Puntos de trofeos:
    2.810
    Localización:
    MADRID
    Karma:
    +0
    sin palabras, no hay duda alguna del calibre de este artículo y de la influencia positiva para todos los que empezamos en este mundillo de una persona como yowi, el cual desinteresadamente comparte sus conocimientos...
    ... gracias gracias gracias, por favor nunca dejes de compartir tu experiencia con los demás, eres grande :ok:
     
Cargando...
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Si continuas navegando entendemos que aceptas el uso de cookies. Guardar Más información